Una pizca del segundo premio del 51.244 se queda también en Extremadura

• Un premio muy repartido que salía casi a las diez de la mañana

22.12.2017 > 14:51 hrs

El 51244 ha sido un número muy repartido. Se ha vendido en más de 50 administraciones de Cantabria, Vizcaya, Santa Cruz de Tenerife, Albacete, Baleares, Madrid, Valencia, Las Palmas, León, Córdoba, Ourense, Pontevedra, Álava, Badajoz, Barcelona o Cáceres. También cayó en La Bruja de Oro de Sort (Lleida), donde además vendieron uno de los quintos. La administración de lotería ubicada en el centro comercial Artea, de Leioa (Bizkaia), ha vendido 25 series de este número por un valor total de 31.250.000 euros.

En Santander, la peña taurina Félix Rodríguez ha repartido casi 75 millones de euros del segundo premio. “Reservamos 87 billetes -en la administración número 1 de Santander- y hemos repartido unos 59”, ha explicado a Efe Javier Gómez, quien ha recordado que a la peña ya le había tocado un segundo premio “a finales de los 90”.

También ha repartido millones de euros la administración de lotería de la calle Real de Arganda del Rey, que ha vendido cien décimos del 51.244, según ha confirmado a Efe el regente del negocio, Ángel Luis Orejón, quien ha precisado que han sido vendidos tanto a vecinos de la localidad como a residentes de otros pueblos pequeños del sureste de Madrid.

Por tocar, ha tocado hasta en Tocón (Granada), donde tres jóvenes compraron a medias un décimo en el Café Bar las Torres, según ha detallado a Europa Press el dueño del establecimiento. Uno de los jóvenes se dedica a la hostelería y los otros dos a la recogida de la aceituna, por lo que este buen pellizco les vendrá “muy bien”, ha relatado el hostelero.

Cinco décimos del segundo vendió la administración número 1 de Culleredo (A Coruña). En total, 625.000 euros para esta localidad del cinturón urbano de A Coruña. “No está nada mal, pero no tenemos ni idea aún de quiénes son los afortunados”, afirma por teléfono la lotera Sonia Garaboa, que se acaba de enterar de la noticia precisamente por las llamadas de los periodistas.

En Catarroja (Valencia) José María Escrig y su mujer han vendido 20 décimos del segundo premio, en total, 1,25 millones de euros. “Estamos muy contentos. Los hemos vendido por ventanilla y tiene que ser gente del pueblo, pero de momento no ha venido nadie. Seguro que en unos días viene alguno a decirme discretamente que le ha tocado”, dice Escrig, de 48 años. Antiguo dueño con su mujer de una tienda de muebles que cerró con la crisis, es el primer premio importante que venden desde que hace cuatro años aprovecharon un traspaso para quedarse con la Administración.

En una administración de Murcia y otra en San Pedro del Pinatar han vendido parte del segundo premio, por máquina, no saben exactamente cuantos décimos. En la administración de San Pedro también han vendido algo de un quinto y han hecho migas para 1.000 personas para celebrarlo.

En Oropesa (Castellón), la administración de la calle Goya, ha repartido una serie completa (diez décimos) del 51244, informa María Pitarch. Abrumado a llamadas, el copropietario de la administración, Edgar Pérez, recuerda a El País que en 2013 el nacimiento de su hija Martina unos días antes del sorteo coincidió con un quinto premio, 45 series del número 5721 y que dejó 2,7 millones de euros. En 2015 nació su segundo hijo, Mateo, y la delegación celebró sus 25 días de vida repartiendo 22,5 millones de euros gracias a los 450 décimos del 5163, agraciado con el tercer premio del Gordo. “Esta vez la suerte regresa, pero que yo sepa no he tenido ningún hijo más”, reconoce, nervioso y entre risas, Edgar. Desconoce todavía a quién ha ido a parar este segundo premio. “Creemos que fue vendido en grano, a principios de este verano, pero aún no sabemos… No paran de llamar”.

Un estanco de Ceclavín reparte 125.000 euros de un décimo del segundo premio

Un estanco del municipio de Ceclavín (Cáceres) ha repartido 125.000 euros por la venta de un décimo del número 51.244, agraciado con el segundo premio.  El titular del estanco que ha vendido el décimo premiado, Juan Ángel Chico, se siente “muy contento” y ha sido “la primera vez” que reparte la suerte en la Lotería de Navidad, ha manifestado en declaraciones en Europa Press.

Juan Ángel Chico ha explicado que se enteró de que había vendido el número premiado tras la llamada de una emisora de radio, por lo que “al principio” no se lo creía. Según ha señalado, desconoce quién compró el décimo premiado en su punto de venta. “No ha venido nadie diciendo que lo tiene”, ha dicho al respecto.