El proyecto ‘Construyendo Tartesos’, sobre las excavaciones y hallazgos en el yacimiento ‘El Turuñuelo’, situado dentro del término municipal de Guareña, recogía este lunes en Madrid, el I Premio Nacional de Arqueología y Paleontología de este año, que ha otorgado la Fundación Palarq.

Este galardón, que está dotado con 80.000 euros y el cual se impuso a un total de 24 candidaturas, fue recogido, en un acto celebrado en el Museo Arqueológico Nacional, por sus responsables Sebastían Celestino y Esther Rodríguez de manos del Director General de Bellas Artes, Román Fernández-Baca.

En el acto de entrega de este lunes estuvieron presentes el Alcalde de Guareña, Abel González Ramiro, el edil de cultura, José Luís Álvarez Monje y el también concejal Juan Carlos Fernández Serrano.

El jurado de este premio, que tendrá una periodicidad bienal, ha destacado no sólo la calidad de la investigación sino lo destacable del trabajo de campo y los desafíos de futuro que presenta el proyecto.

Sebastián Celestino, arqueólogo e investigador del CSIC, director del Instituto de Arqueología de Extremadura, y co-director del proyecto junto a Esther Rodríguez, ha asegurado que el equipo formado por una treintena de personas de centros de España y también del extranjero, ha acogido el premio con una gran ilusión, “porque es un reconocimiento al esfuerzo de todos. Además, el dinero del premio permitirá llevar a cabo algunas acciones que de momento no se podían realizar”, como proseguir con nuevas campañas de excavaciones, según recoge la web de la fundación que otorga el premio.

Celestino afirmó que “en Extremadura se ha recibido el premio con una enorme satisfacción, sobre todo por parte de los agentes que han ayudado a su investigación desde el principio, especialmente la Diputación de Badajoz, que lleva dos años subvencionando las excavaciones, o la Secretaría General de Ciencia de la Junta de Extremadura que con su apoyo nos ha permitido realizar las primeras analíticas o ha conseguido que se apruebe recientemente la cobertura del yacimiento para facilitar nuestro trabajo”.

El proyecto “Construyendo Tartesos” tiene como objetivo principal el estudio de la cultura tartésica en el valle del Guadiana. Dicho proyecto comprende otros yacimientos en el valle medio del Guadiana, como Cancho Roano y el Tamborrio, siendo los de El Turuñuelo los mejores conservados y con más facilidad de acceso para su estudio.

Las excavaciones en el Turuñuelo plantean otras líneas de investigación y arrojan nueva luz sobre la importancia y extensión de la cultura tartésica que comprende los siglos VIII y IV a.C. y cuyas Investigaciones que plantean la hipótesis de que un drástico cambio climático empujase a estas poblaciones a abandonar el territorio que está siendo estudiado.

La apuesta de futuro que estos descubrimientos significan para que podría situar a nuestra localidad en una posición turística beneficiosa para la economía local y regional, pero también en innovación tecnológica. Estos yacimientos tienen un amplio valor histórico y educativo, en el que las nuevas tecnologías podrían llevarnos a conocer mejor nuestra historia, según informa en nota de prensa el Ayuntamiento de Guareña.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más