El PP de Guareña, ante la información aparecida hace unos días en el diario HoyGuareña sobre el catastro, se ve en la necesidad de desmontar las “numerosas falsedades” que se dicen al respecto porque se engaña a la población, según consta en nota de prensa remitida a radio Guareña.

En primer lugar, dicen que no es verdad que el dinero lo recauda Hacienda, sino el Organismo Autónomo de Recaudación, dependiente de la Diputación de Badajoz, gobernada por el PSOE, pero que esta no se lo queda, sino que este organismo recauda los recibos del IBI en las localidades en las que el ayuntamiento que es quien debería hacerla le delega esta gestión, como ocurre en Guareña.

Seguidamente dicen que una vez que cobra el recibo de contribuciones, el OAR le da el dinero al ayuntamiento y se queda con una pequeña comisión, del 3% del importe del recibo, por haber hecho esta gestión y que el resto integro va para el Ayuntamiento. El Catastro dependiente del Ministerio de Hacienda marca el valor que tendría dicho inmueble a la mitad del precio de mercado. El importe del recibo que pagan los vecinos surge de multiplicar el tipo impositivo, que lo decide el ayuntamiento, por el valor catastral, según prosigue la nota.

En la nota aclaran que según la ley vigente Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales en su Artículo 72.1 señala que el tipo impositivo mínimo y supletorio será el 0,4% cuando se trate de bienes inmuebles urbanos y el 0,3% cuando se trate de bienes inmuebles rústicos, y el máximo será el 1,10 % para los urbanos y 0,90 % para los rústicos. En Guareña el tipo impositivo para bienes rústicos es de 0,90 (es decir, lo máximo que marca la ley) y el de bienes urbanos es de 0,52 (es decir, 0,12 por encima del mínimo que marca la ley).

Al mismo tiempo dicen en la nota que el ayuntamiento está ingresando lo máximo posible por IBI rústico y puede bajar el tipo impositivo tanto del rústico como del urbano lo que podría suponer un ahorro de hasta un tercio del precio del recibo, poniendo como ejemplo que los que pagasen 90 euros pasarían a pagar 30 Euros.

Finalmente animan, si verdaderamente el alcalde quiere beneficiar a los vecinos de Guareña, a que el PSOE, que tiene mayoría en el consistorio, rebaje considerablemente el precio del recibo catastral aplicando el mínimo que marca la ley, contando con el apoyo de su formación y que también se anulen los recibos de años anteriores, que datan de 2014 a 2017, y que se devuelva el dinero cobrado a quienes lo hayan abonado, algo que dicen no se entendería que no se hiciera, ya que el ayuntamiento presume de tener deuda cero, termina la nota de prensa.