Este viernes ha tenido lugar la firma de un protocolo de entendimiento entre las localidades de Guareña y Torrefresneda, tal y como se aprobó tanto en pleno municipal de nuestra localidad, como la junta vecinal de la entidad local menor.

A la firma de este protocolo, con el que se crea una comisión mixta para dialogar y alcanzar acuerdos entre ambas entidades, han asistido además de los alcaldes de ambas localidades, Abel González Ramiro y Gaspar Morillo, junto con el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, además de representantes de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura.

El objetivo principal de este protocolo y de la comisión mixta es evitar la vía judicial, “que nos ha llevado a un enfrentamiento político”, en palabras del regidor de Guareña, y abordar todo lo relativo a ambos municipios en un ambiente de dialogo, cordialidad y unión por parte de todos los políticos, “que lo somos del mismo municipio”, ha recordado González. Todo ello con el fin de alcanzar un acuerdo de colaboración entre la Entidad Local Menor de Torrefresneda y el ayuntamiento matriz.

«Ahora nos vamos a sentar, vamos a dialogar y vamos a poner sobre la mesa todo lo que nos venga bien a ambas partes y estoy seguro de que vamos a alcanzar un acuerdo más pronto que tarde», añadía el alcalde de nuestra localidad.

González, ha remarcado la «unidad política» que existe entre todos los grupos políticos tanto de Guareña como de Torrefresneda a la hora de aparcar la vía judicial. Por ello, ha dicho que este viernes es un día «muy importante» y ha valorado que los representantes de ambos municipios han «sabido estar a la altura política» para firmar este protocolo y que sea el inicio de un «buen diálogo que al final llevará a una buena convivencia» entre los vecinos de una y otra localidad, ya que la vía judicial ha llevado al «enfrentamiento político» entre los vecinos.

El primer edil de Guareña explicado además que el origen del conflicto entre ambas localidades venía motivado por la zona de influencia, que en la ley de Mancomunidades y Entidades Locales Menores de 2010 recogía una serie de parámetros «interpretables» por ambas partes de «diferente forma» y que ha llevado a un procedimiento judicial que era «interminable».

Por su parte, el alcalde de Torrefresneda, Gaspar Morillo, ha remarcado que gracias al convenio de colaboración firmado ambas localidades abordarán todos los asuntos «pendientes» entre ambas tras quedar «reconocida», ha dicho, el área de influencia, origen de la disputa.

Entre esos asuntos, ha indicado, se encuentra la recaudación del IBI rústico de esa zona, la división patrimonial del área rústica, la reclamación de cantidades que Torrefresneda entiende que Guareña les adeuda desde la creación de la entidad local en 1995, así como clarificar las competencias que asume la entidad local menor y quién las financia. «De eso es de lo que hay que hablar y llegar a un acuerdo en ese convenio, que sería el final de todo este proceso», ha añadido, al tiempo que ha remarcado que mientras que dure este convenio se renuncia a continuar con la vía judicial, aunque «no predispone a que haya un acuerdo».

De este modo, Morillo ha indicado que si hay cuestiones en las que hay discusión el convenio marca que se puede elevar una consulta al Consejo de Estado para no acudir a la vía judicial, respondía ante las preguntas de los medios de comunicación.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más