Siete años después de su llegada a Guareña, Eugenio Albalate dejará de ser párroco de nuestra localidad tras el verano. Este hecho se produce después de que el Obispado de Plasencia informara este martes de una serie de cambios en diferentes localidades dependientes de la diócesis.

Albalate ha sido nombrado sacerdote titular de las parroquias de Santa María la Mayor, San Francisco y San Martín de Tours de Trujillo, así como administrador parroquial de Belén de Trujillo y Huertas de la Magdalena, según el comunicado firmado ayer por el obispo de Plasencia, José Luis Retana.

El aún párroco, que actualmente tiene 50 años, nació en la localidad de Gargáligas y es sacerdote desde junio de 2002. Desde entonces ha ejercido su cargo, además de en Guareña, en Ibahernando, Ruanes, Belén y en Trujillo, donde ahora regresa.

Al mismo tiempo, el obispado daba a conocer también durante el día de ayer el nombre del nuevo párroco de Guareña, tras la marcha de Albalate, que será José Montesino Manglano, procedente actualmente de Navalmoral de la Mata, según la web oficial del obispado.