El Rey Felipe VI ha firmado este mañana el Real Decreto por el que dispone la disolución de las Cortes y convocatoria de las Elecciones Generales para el próximo 26 de junio. Es la primera vez que el monarca convoca unas elecciones ya que esta decisión le corresponde, en circunstancias normales, al Presidente del Gobierno, que en la actualidad se encuentra en funciones, por lo que dicha rúbrica le corresponde al Rey, según lo previsto en el artículo 99.5 de la Constitución, que se aplica por vez primera en democracia. Este establece que si, dos meses después de la primera votación de investidura, ningún candidato ha obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.

El real decreto, que cuenta con seis artículos, establece que la campaña electoral arrancará a las 00.00 horas del viernes 10 de junio y durará 15 días. Y fija que la sesión constitutiva de las nuevas Cortes que resulten elegidas el 26 de junio se celebrará el 19 de julio, a las 10 horas.

Cambios relativos a varias circunscripciones

El real decreto viene acompañado de un anexo que detalla el número de diputados que corresponde a cada circunscripción. Según ha explicado Patxi López en rueda de prensa, las únicas provincias en las que habrá cambios con respecto a los comicios del 20 de diciembre serán Valencia, que elegirá 16 diputados, uno más que en diciembre, mientras que León designará uno menos, pasando de cinco a cuatro. Madrid volverá a ser la que más elija, con 36, seguida de Barcelona, con 31.

Por lo que respecta a los senadores, en cada circunscripción provincial se eligen cuatro, salvo en Gran Canaria, Mallorca y Tenerife, que eligen tres, y uno en Ibiza-Formentera, Menorca, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma.

Este Real Decreto ya ha entrado en vigor al publicarse este mismo martes en una edición especial del Boletín Oficial del Estado (BOE).

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más