El centro cultural acogía este lunes la presentación ante la ciudadanía de la candidatura de PODEMOS en Extremadura, así como de la Plataforma Ciudadana por Guareña, formaciones que comenzaron sus raíces el pasado verano en nuestra localidad.

La primera en intervenir fue Irene de Miguel, candidata de PODEMOS por Cáceres, que comenzó diciendo que el programa de su formación es colaborativo y participativo en el que buscan siempre tanto la opinión de expertos, como de ciudadanos de a pie, en todas sus vertientes.

De Miguel, centró su intervención en torno al mundo rural, dijo que Extremadura tiene alma rural, y puso como ejemplo al campo, al que calificó como un sector estratégico. Aludió, a que por lo general en la región, los agricultores no tienen una actividad rentable, algo que a su juicio tiene que cambiar ya que Extremadura tiene una gran capacidad de producción de alimentos de calidad.

PODEMOS Extremadura se compromete a ‘dignificar el campo’, ya que los agricultores y los ganaderos tienen una función básica y vital en la sociedad. Por ello, y para mejorar en esta materia, proponen crear una administración que facilite el camino para que el modelo de producción sea moderno y rentable, pero a la vez sostenible, tanto económica como socialmente. Además, proponen la creación de un plan estratégico para el campo, una renta digna a sus trabajadores, y un plan de garantía de renta para aquellos que no logren cubrir sus necesidades básicas, así como la puesta en marcha de un banco de tierras, tanto públicas como privadas, para aquellas personas que quieran dedicarse a este oficio y no lo pueden hacer porque no tienen donde hacerlo, lo que va a permitir, a su juicio, el acceso a al campo de jóvenes, mujeres, asociaciones y cooperativas. Además apuestan por la investigación en I+D+I y por la creación de un llamado ‘mercado rural’, para que se compren en la región los productos que ofrecen nuestros campos.

Le siguió en la palabra Eugenio Romero, secretario general de PODEMOS Guareña, que comenzó su intervención aludiendo a los jóvenes que han tenido que irse fuera de la región en busca de un futuro laboral. Dijo que todos esos jóvenes tienen que volver a Extremadura, para que tengan un futuro en ella. De seguido, también le dedicó algunas palabras a las personas mayores, de los que dijo que a ellos se les le debe la democracia actual, así como de las grandes conquistas sociales. Dijo, que con esa mezcla de juventud y veteranía, se mostró seguro que el cambio ‘imparable’ va a llegar pronto tanto a Extremadura como a Guareña.

Romero apeló al espíritu del 15M, al de los campamentos de la dignidad, a las plataformas de afectados por las hipotecas, y al de las diferentes mareas que han luchado por conseguir que no se recorten los derechos tanto en sanidad como educación, para articular una nueva forma de sociedad en las calles y plazas de los pueblos y ciudades.

Durante su intervención, Romero se mostró dolido con las declaraciones que la semana pasada realizaba el candidato del PP a la presidencia de la Junta, José Antonio Monago, que dijo “no conocer a nadie de PODEMOS con callos en las manos”, aludiendo a que en su formación hay personas que trabajan o han trabajado en el campo, en obras, o fregando suelos. En ese sentido dijo que Monago está aislado y que no conoce la verdadera realidad de Extremadura.

Prosiguió diciendo que su formación no llega para ganar dinero en la política. Anunció que en cuanto comiencen su actividad en el parlamento regional, se recortarán drásticamente el sueldo, y que renunciarán a ciertos privilegios como por ejemplo, el uso de coches oficiales. Además propuso un plan de rescate ciudadano y familiar, que llevarían a cabo en los primeros 100 días de gobierno, basado principalmente en cuatro puntos, poner fin a los desahucios de primera vivienda, elaborar un plan de empleo para los parados de larga duración, agilizar el pago de la renta básica y desarrollar ampliamente la Ley de Dependencia.

Finalmente, dijo que a partir del 24 de mayo, su formación apretará en la asamblea el botón del cambio, el de la dignidad, el del freno a los desahucios, de los parados, y el de la igualdad.

Después de la presentación de PODEMOS Extremadura, se presentaba la Plataforma Ciudadana por Guareña, en la que José Antonio García Farrona, número dos para las municipales, anunció que desde su formación quieren impulsar un cambio necesario de conciencia ciudadana, para que los vecinos de Guareña sean más dueños de sus vidas y que ello se consigue con compromiso, esfuerzo y participación ciudadana. Además, habló de transparencia, anunciando que van a proponer que se publiquen periódicamente tanto los presupuestos, concesiones y contratos públicos de la administración local.

Hizo especial hincapié en la mejora de los servicios sociales anunciando que prestarán siempre especial atención a los colectivos menos favorecidos, escuchando siempre sus necesidades reales, para favorecer ayudas concretas. Y sobre la agricultura anunció la creación de todos los órganos necesarios para que su gestión sea eficaz, apostando siempre por el empleo y la profesionalización de un sector del que dijo que es clave para Guareña.

Finalmente, Eva García, candidata a la alcaldía, terminó el acto muy emocionada. Dijo que hace solo un año no se veía en nada que tuviera que ver con la política, pero que se vió en la obligación de hacerlo por su nieto, para crearle un futuro digno y una sociedad con unas condiciones, que en los últimos años se les ha arrebatado a la ciudadanía, en referencia a la educación y la sanidad, entre otros puntos.

Dijo que la PCPC, es un grupo de personas comprometidas y valientes, que no quieren conformarse y que por ello han dado un paso al frente aunque ha resultado complicado ponerla en marcha, y anunció que van a trabajar sobre todo para devolver la ilusión a la gente y la confianza en sí misma. Terminó su intervención convencida de que ha llegado la hora del cambio, porque es el momento de la gente.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más