Los premios superiores a 2.500 euros correspondientes a los sorteos y apuestas en las loterías estarán sometidos a un nuevo gravamen del 20% a partir del 1 de enero de 2013, con el que se pretende ingresar 824 millones de euros.

El gravamen se aplicará a las loterías del Estado, Comunidades autónomas, Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), y entidades análogas de carácter europeo, que hasta ahora estaban exentos.El impuesto especial se devengará en el momento de la obtención del premio, debiendo practicarse una retención o ingreso a cuenta que tendrá caracter liberatorio de la obligación de presentar una autoliquidación por el mismo.

Hasta ahora, según la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Física (IRPF), aparte de la Lotería Nacional, también estaban exentos de tributación los premios del resto de los sorteos gestionados por Loterías y Apuestas del Estado, como la Primitiva, Euromillones, la Bonoloto o la Quiniela. Tampoco tributaban los premios repartidos la Cruz Roja y la ONCE.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más