El 21.212, número capicúa y fecha correspondiente a esta profecía, es ya un número talismán para los más supersticiosos.

El fin del mundo se acerca. O eso es al menos lo que algunos expertos en la cultura maya han identificado en sus inscripciones, encontradas en Tabasco, México. Según el calendario maya, el 21 de diciembre de 2012 se cumple el Baktun 13, que dará lugar al cierre de un ciclo de 5.125 años. Este acontecimiento ha sido interpretado como la llegada de “el fin del mundo”, y el momento en el que ocurrirá una importante transformación del orden mundial.

A pesar de la creencia popular, los científicos desmontan cualquier teoría apocalíptica e insisten en que no hay ninguna señal clara que especifique que el calendario maya fije el 21 de diciembre de 2012 como fecha del fin del mundo. Sólo marca el transcurso de un ciclo diferente.

Sin embargo, el paralelismo de esta profecía con las recientes advertencias de la NASA sobre la posibilidad de que caigan en la Tierra llamaradas procedentes del Sol, ha hecho que este temor se extienda entre la sociedad y llegue hasta la Lotería de Navidad.

Precisamente por su condición de capicúa, el 21.212 es especialmente tentador para los supersticiosos, que retan a las teorías más catastrofistas en la Lotería de Navidad y creen que puede ser el número que dé una nueva vida al ganador del Gordo de Navidad.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más