La importación de la fiesta de Halloween a España ha puesto de moda iconos como el gato negro, la calabaza o las brujas, pero también el gusto por “la numerología con connotaciones terroríficas” entre los jugadores de Lotería

Número “terroríficos” como el 666, el número de Satanás, el 13 o el 23, relacionado con ritos satánicos. “La confianza en números tan peculiares no hace más que reafirmar que no somos un país supersticioso”, afirma el director general de Ventura24.es, Anders Kjong. Tanto es así, que es mucha la gente que se lo ha tomado al revés, y consideran estos números “cifras de buena suerte y un amuleto para los juegos de azar”, señala Kjong.

Los números con terminación en 13 se encuentran entre los preferidos entre los españoles. Desde que festividades como Halloween comenzarán a hacerse un hueco en España, son muchos los que retan a la mala suerte y escogen esta cifra como favorita para jugar, ya que Halloween se celebra el día 31 (13 al revés) de octubre.

Existen otros “números malignos”, que estos días se rifan los jugadores de Lotería, como el número 23, cifra identificada con diversos ritos satánicos. Su leyenda como “número maligno” ha incluso inspirado la película ‘El número 23’, protagonizada por Jim Carrey, donde un hombre vive obsesionado con un libro que parece describir detalles de su vida íntima. A lo largo de la película, Jim Carrey desarrolla una paranoica a causa del número 23, que se repite una y otra vez en el libro.

También hay quienes recurren a la cultura oriental para echar un pulso a la suerte y consideran el 4 y 9 sinónimos de buena fortuna. Sin embargo, en Japón, ambos están considerados números de gran fatalidad. Esta leyenda se debe a que los dos están asociados a términos trágicos y de agonía. Mientras que el número 4, suena de la misma manera que la palabra muerte, el 9 lo hace de la misma forma que la palabra sufrimiento.

Pero estas cifras no son las únicas utilizadas para jugar a la lotería. La terminación 666 relacionada con Satanás y el Anticristo, es también una de las favoritas, al igual que fechas de defunciones de allegados o de personalidades famosas. El día del fallecimiento de una persona querida es para muchos una fecha clave y por tanto un amuleto perfecto de buena suerte. Esto tiene su lógica, ya que, como señala Ventura24, la mayoría de las religiones consideran que sólo se puede alcanzar el grado más alto de la felicidad a través de la muerte.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más