El número 62.246 ha resultado agraciado con el Gordo, el primer premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, dotado con 4.000.000 euros a la serie.

El número fue cantado por a las 10.46 horas en el sexto alambre de la cuarta tabla. Los pequeños Joel Fernández Godos y Andrea Ladrón Guevara cantaron este año el ‘Gordo’ de la Lotería de Navidad, mientras que Lorena Stefan y Erika Medina Fernández fueron los encargados de extraer las bolas.

Este años el primer premio del Sorteo de la Lotería de Navidad ha estado muy repartido, ya que ha recaído en administraciones de Mondragón (Guipuzcoa), Leganés (Madrid), Valencia, Quintanar de la orden (Toledo),Madrid, Palencia, Avilés (Asturias), Huelma (Jaén), Barcelona, Manises (Valencia), O Rosal (Pontevedra), Bailen (Jaén) y Sanlúcar la Mayor (Sevilla).

La cuarta tabla del Sorteo Extraordinario de Navidad, que empezó a las 10.34 horas y se completó 22 minutos después, ha traído el premio ‘Gordo’, dotado con 400.000 euros al décimo.

El número 62.246, que ha resultado agraciado con el ‘Gordo’ del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, ha repartido en Bailén (Jaén) unos 60 millones de euros que han traído “una enorme alegría” a esta localidad jiennense. “Bailén se lo merece”, han coreado muchas de las personas que se han dado cita en la calle Isabel la Católica, donde se ubica la administración número 3.

Su propietario, Cristóbal Gómez, que ha tenido noticia mientras seguía el sorteo por televisión, ha indicado que se han vendido unos 150 décimos. “Han dicho Bailén y he mirado corriendo para corroborar si lo tenía”, ha apuntado rodeado de numerosas personas que se han dado cita en la calle Isabel la Católica.

Según ha explicado el lotero, “si se ha devuelto” de esas 15 series “ha sido poco”, al tiempo que ha subrayado que “todo ha sido en ventanilla”, de manera que los agraciados son en su mayoría vecinos. Una de ellas, María, se ha acercado junto a su hermano y primos con la fotocopia del décimo que este mismo sábado “a las ocho y media de la tarde” compró para su abuela.

“Mi abuela tiene 91 años, está llorando y nos ha dicho bajad corriendo y que se entere todo el mundo”, ha comentado la joven, quien ha añadido que esos 400.000 euros, con los que “se tapan muchos agujeros”, los va a repartir “entre toda la familia”.

“Yo me caso”, ha destacado María no sin recalcar que “hacía mucha falta”. Y es que, como en muchas familias de Bailén, la suya también se había visto afectada por la crisis, que ha tenido una especial incidencia en un municipio que ha visto como su principal medio económico, la producción de ladrillos, cayó con la explosión de la burbuja inmobiliaria. “Mi padre trabajaba en el tejar y está en paro”, ha afirmado María, a la que sus vecinos han vitoreado.

Junto a Bailén, el número 62.246, cantado las 10,46 horas en el sexto alambre de la cuarta tabla, también ha llevado la suerte a la localidad de Huelma, donde se ha vendido una serie.

El número 62.246, que ha resultado agraciado con el ‘Gordo’ del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, ha repartido en Huelma (Jaén) cuatro millones de euros.

Así lo ha confirmado a Europa Press una “contentísima” Nieves Quesada, propietaria de la administración número uno, ubicada en la avenida de Andalucía de esta localidad. Según ha precisado, se vendió “toda la serie” que tenía y “no se devolvió nada”.

La lotera, que está al frente del establecimiento desde 1990, cuando lo heredó de su padre, ha explicado que estaba siguiendo el sorteo “muy pendiente de un número muy parecido al Gordo, del que llevaba 90 series”. “Empezaba por cinco, era la única variación y cuando lo miré pensé que se me había escapado. Después me llamaron para decirme que había dado el Gordo y les dije que no, pero resultó que sí tenía una serie”, ha comentado.

Por el momento, según ha añadido Quesada, “no se ha presentado ninguno de los agraciados”, que probablemente sean de este municipio o de localidades cercanas de la comarca de Sierra Mágina, porque “son muchos los que compran aquí de otros pueblos”. Ella no había comprado ningún décimo del 62.246, pero está “muy contenta”.

“No me importa. Lo que importa es dar alegría a la gente y más en tiempos como estos. Espero que le haya tocado a alguien al que pueda sacar de un apuro”, ha destacado la lotera, quien ha recordado que anteriormente había dado premios grandes de la lotería y la Primitiva. “Éste era el que me quedaba y lo he podido dar”, ha concluido.

Junto a Huelma, el Gordo de Navidad, cantado a las 10,46 horas en el sexto alambre de la cuarta tabla, ha dejado unos 60 millones de euros en la localidad de Bailén, donde la Administración número tres ha vendido unas 15 series.

EN MONDRAGÓN

José María Garay, responsable de la administración de Mondragón que este domingo ha repartido el Gordo de la Lotería de Navidad (62.246), ha reconocido que el premio está “muy fraccionado” y repartido entre “gente del barrio”. En un momento en el que “el pesimismo se apoderaba de la gente del pueblo”, confía en que el premio permita a los ciudadanos de la localidad “mirar con un poco de más alegría el futuro”.

En declaraciones a Europa Press, Garay ha señalado que en total se habrían distribuido 45 series, que representarían 180 millones, aunque “alguna quizá se haya devuelto ya que lo tenemos sin confirmar”.

“Sabemos que se ha vendido muy repartido en alguna empresa, algún concesionario de coches y en ventanilla también se han hecho participaciones para el comercio”, ha añadido.

Según ha reconocido, son varios los afortunados que ya se han acercado ante la administración situada en la calle Avenida de Álava para celebrar un premio que llega en un año complicado para Mondragón.

“DOBLE ALEGRÍA”

“La alegría ha sido doble por esa razón. El pesimismo se apoderaba de la gente del pueblo y esto, aunque no va a arreglar gran cosa, confío en que permita que miremos con un poco de más alegría el futuro”, ha indicado.

En este contexto, Garay ha reconocido es la primera ocasión que conceden un premio “tan gordo como éste”, aunque el pasado año entregaron ya un primer premio de la lotería del sábado. Por último, y pese a que aún no comprobado sus números, ha reconocido no llevar ninguna participación del premio

ALEGRÍA EN LEGANÉS

La lotera de la administración número 8 de Leganés, María Luisa Ron Sánchez, ha asegurado este domingo que se siente el ángel de la guarda tras repartir 356 millones de euros del ‘Gordo’ de Navidad, un total de 890 décimos del número 62.246.

La dueña de la administración, situada en la plaza de El Savador en pleno centro de Leganés y cerca del antiguo Ayuntamiento, ha manifestado que el premio “está repartidísimo, ya que se ha vendido todo el número por ventanilla, y el que más se habrá llevado tres décimos”.

Maria Luisa Ron ha afirmado que era “una cosa que tenía pendiente” y que le pedía a Dios que algún día pudiera dar el ‘Gordo’, ya que es algo que le emocionaba muchísimo, aunque el pasado mes de mayo ya dio un primer premio de la Lotería.

Asimismo, ha señalado que estaba en casa siguiendo el sorteo por televisión y “a punto de sacar a pasear el perrito”, cuando escuchó el número y le empezaron a temblar las piernas.

Por último, ha reconocido que no llevaba ningún décimo premiado, pero “la aspiración de todos los administradores de Lotería es dar un premio de esta categoría”.

Por la administración han pasado algunos de los agraciados como Daniel, que lleva desde hace un año en el paro y le han tocado 400.000 euros. “Ni juego nunca ni iba a jugar, pero estaba una mañana aburrido, me di una vuelta y compré un décimo y al preguntarme la señora qué número quería le dije que uno que tocara”, ha manifestado a Europa Press.

También un hombre con su hijo de 11 años ha explicado que llevaban un décimo premiado con 400.000 euros “que había comprado la abuela”. “Primero es para ella y luego a repartir entre los hijos y alguna amiga”, ha apostillado.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más