Durante la tarde del pasado viernes, la finca municipal de AMGSA recibía la visita de César Morcillo, un funcionario que trabaja en Bruselas y que se encarga de temas de agricultura. El cometido principal de la visita, en la que estuvo acompañado por el alcalde Abel González Ramiro, del concejal de Agricultura, Juan Carlos Fernández, y de trabajadores de la finca, era conocer de primera mano el potencial que tiene dicha finca, su gestión municipal y establecer contactos con Bruselas para posibles proyectos y ayudas que puedan servir para el desarrollo y proyección de la misma, según informa el consistorio en nota de prensa.

César Morcillo tuvo la oportunidad de conocer las plantaciones, gestión y las líneas de comercialización que se llevan a cabo actualmente en la finca y manifestó que el producto agrícola extremeño es una materia prima de calidad inigualable con respecto al resto de Europa y “que debemos creer en nuestro producto a la hora de comercializarlo al exterior”. Además incidió también en la importancia de las tecnologías y la innovación en relación con la agricultura y en el potencial que supone abrir la agricultura a estos nuevos enfoques. Países como Holanda, ha explicado, donde su clima es un handicap para la agricultura con respecto a Extremadura, han sabido sacar partido de esas ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías, como la creación de redes de comercialización directa de sus productos, por ejemplo.

Por su parte, Abel González hizo referencia a posibles líneas de ayuda y financiación que la Unión Europea podría establecer para proyectos como el de la finca municipal. Un proyecto que tiene sobre todo un carácter social porque busca generar empleo en lo local y que el beneficio de la gestión recaiga en el municipio al ser el ayuntamiento el propietario de la misma. Morcillo, explicó la dificultad económica que plantea el panorama actual con el Brexit ya que la salida del Reino Unido de la UE supondría una pérdida de ingresos importante y que habrá que hacer frente no sólo a la agricultura sino también a otros problemas que se plantean a la Unión Europa, como las migraciones. Además, volvió a insistir en la importancia de apostar por nuevas vías donde las relaciones entre la agricultura y las innovaciones científicas y tecnológicas se abran camino.

Finalmente, durante el recorrido por la finca, el gerente de AMGSA, José Antonio Toledo puso en valor precisamente que la finca municipal es un terreno donde se siembran nuevas variedades de cultivo de higos y se potencia el producto ecológico. Por su parte, el concejal del ramo, Juan Carlos Fernández, explicó que la finca municipal es un referente para otras zonas precisamente por la labor que se lleva a cabo y la puesta en valor del terreno.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más