Desde la medianoche de este sábado será obligatorio el uso de las mascarillas en toda Extremadura, según ha confirmado durante la mañana de este viernes, el vicepresidente segundo de la Junta y Consejero de Sanidad José María Vergeles.

Esta obligatoriedad se establece para todas las personas mayores de 6 años, tanto en la vía pública como en espacios al aire libre y espacios cerrados de uso público o abiertos al público, independientemente de si se pueda respetar o no la distancia interpersonal de seguridad, establecida en un metro y medio.

De esta obligatoriedad, quedarán eximidas las personas con alguna dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitársela, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su uso, según se recoge en el decreto del pasado mes de junio que regula la ‘nueva normalidad’ en nuestra región.

Al mismo tiempo, tampoco será exigible en el caso de la práctica de ejercicio o deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Según el consejero de Sanidad, en la nueva normalidad debemos acostumbrarnos a convivir con el virus. “Los brotes son algo común y la transmisión comunitaria es normal, pero no nos podemos permitir una transmisión comunitaria descontrolada. Es necesario que nos lo tomemos en serio”, ha dicho.

A su vez, el responsable de la sanidad regional, espera no tener que tomar más medidas pero “ha de saber la ciudadanía que sigue primando la salud por encima de cualquier cosa” y “tenemos que estar pendientes, atentos, vigilantes, preocupados, ocupados y permanentemente en alerta para que no nos contagiemos, porque el virus sigue con nosotros”.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado serán los encargados de controlar este uso obligatorio, cuyo incumplimiento podría provocar sanciones que oscilan entre los 100 y los 6.000 euros.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más