El Festival Guoman 2013 cerró el sábado de madrugada su undécima edición. Con el concierto del grupo La Gran Orquesta Republicana se cerraba una edición en la que numerosas personas se acercaron hasta nuestra localidad, sobre todo en la tarde noche del sábado.

El acto de clausura, celebrado dos horas después de la hora prevista por algunos problemas técnicos que finalmente se solventaron, estuvo formado por un espectáculo a cargo de la comparsa Los Tukanes de Alange, para posteriormente, mezclar fuego con una performance de varias chicas en la Plaza de España en la que iban recordando lo que ha sido el festival en años anteriores. Cabe destacar que tras el retraso en la clausura finalmente se congregaron más personas que en años anteriores.

Con el Alegría, el himno del festival, los voluntarios del colectivo Guoman, lanzaban al aire farolillos que surcaron durante unos minutos por el cielo de nuestra localidad. Una vez todos en el aire, los voluntarios del colectivo gritaban y saltaban de alegría porque todo había salido según lo previsto, después de las complicaciones surgidas.

Con dos horas de retraso, debido a esos problemas de la clausura, se subía al escenario el grupo La Cánkana, provenientes de Ciudad Real nos dejaron escuchar algunos temas  de su ‘Pikadura Flamenca’.

El plato fuerte, y el que congregó a un gran número de personas fue el tributo a Extremoduro, del grupo Deltoya. Los componentes hicieron disfrutar a todos los presentes en la plaza de España con temas de unos de los grupos más influyentes del rock de nuestro país.

El cierre grande de este año visitaba por primera vez Extremadura para realizar una actuación. Se trata de la Gran Orquesta Republicana, banda que nacía en 1997 en Palma de Mallorca y que puso el broche de oro a una edición del festival Guoman, que este año tenía como lema Un Movimiento Joven.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más