Las actividades que se realizaron la semana con motivo del Día de Libro han conseguido recaudar la cantidad de 800 euros, que irán destinados en su totalidad al Comité Ipiranga que preside la médico guareñense Toni López.

Dichas actividades se han desarrollado desde los centros escolares de Guareña, la biblioteca ‘Eugenio Frutos’ y el alumnado de la Escuela de Adultos de nuestra localidad, según ha informado Lali Cortés, la encargada de la biblioteca.

Por ello, desde Brasil, Toni López ha querido mandar una carta de agradecimiento que ha sido publicada recientemente en el Diario Hoy, y que por su interés, reproducimos a continuación:

Gracias, obrigada, thanks, grazie…

“Queridos amigos de la Biblioteca Pública Eugenio Frutos, del Colegio San Gregorio, del Colegio Ntra Señora de los Dolores y del Aula de Adultos de Guareña y a todas las personas que de una forma u otra participáis de esta iniciativa del Día del Libro.
Habéis decidido que este día no sea una lectura simbólica, sino una lectura comprometida con la lectura real hacia quienes vivimos en otra parte del mundo donde la vida nace sin poder ser protegida. Vuestro gesto hacia nuestro programa de Salud Ipiranga nos deja la reflexión esperanzadora de saber que aunque distantes, somos visibles a vosotros, y como párrafo a párrafo de vuestra iniciativa nos permite hacer algo más por la vida que no sea solo supervivencia o literalidad, sino vivencia y sueños.

Pensad en como un libro que compréis, leáis o intercambiéis puede ser importante para alguien que se sienta solo, o para alguien que quiera sentir la sutileza de un texto de motivación, o para aprender una técnica sobre un hobby, etcétera; pues bien, vuestro libro transformado en gesto ha sido capaz de transmitir esperanza a personas que sin leer el libro que decidáis puede llegar hasta esta región y traducirse en una lectura viva al sentir el viento que susurra cuando se pasan páginas de un texto impregnado de compromiso.

La lectura de un libro puede hacernos tomar actitudes e incluso creernos capaces de conseguir transformar lo irreal en real. Nos permite pensar que el día 23 de abril, leeremos todos el mismo texto sobre la dignidad del ser humano, aunque a veces en estos lugares, dicha dignidad sea invisible no por ello dejamos de existir quienes vivimos en ella.

En momentos como el actual, donde particularmente la virulencia generada por el virus zika, la malaria o la enfermedad de Hansen provocan sufrimientos físicos importantes se ven mitigados por la esperanza que supone saber que vuestra lectura generosa de la vida puede ser un regalo a nuestra persistencia en seguir esperanzados de erradicar el dolor injusto en estos lugares mal llamados negligenciados.”

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más