Queridos paisanos,

Hace 30 años, el artista alemán, Wolf Vostell, en cuyo museo de Malpartida de Cáceres nos encontramos hoy, nos dijo: “Son las cosas que no conocéis, las que cambiarán vuestra vida”. El temor siempre había sido la excusa para que nuestro pueblo no lo intentara. Y había quiénes querían seguir utilizándolo cuando nos decían que 2013 sería el peor año de la crisis. Pero superar lo desconocido era precisamente lo único que podía cambiar nuestra vida.

Os dije entonces que creía en todos vosotros. Os pedí que no tuvierais miedo y hoy 365 días después, hemos convertido entre todos a Extremadura en la región con las cuentas más saneadas de España y la única Comunidad Autónoma de nuestro país que ha bajado los impuestos este año.

Somos hoy, tras 2013, una región seria que cumple el déficit, que controla su deuda, que se financia sola en los mercados, que baja los impuestos al 90% de los extremeños, porque creemos en impuestos bajos, que paga a sus agricultores en tiempo y forma, porque nuestros agricultores son la base de nuestro proyecto político, económico y social para Extremadura.

Somos un pueblo que ha impulsado por primera vez en su historia y en sus circunstancias más difíciles, un nuevo derecho social como es el de la Renta Básica, porque creemos en una sociedad civil fuerte que protege a los más débiles en la que todos cumplimos con nuestras obligaciones y todos tenemos también nuestros derechos.

Nos hemos proyectado con una mirada distinta hacia el mundo. Hemos sido inconformistas, hemos tenido una actitud abierta y gracias a todo ello, sólo hemos necesitado dos años y medio de Gobierno, para poder anunciaros hoy, que por primera vez desde hace seis años, en 2013 hemos bajado el paro en Extremadura y además hemos subido la afiliación a la seguridad social. En ninguno de los cuatro años del gobierno anterior se consiguió. Éste era un objetivo para 2014, que ya hemos conseguido en 2013.

Tenemos, tras haber estabilizado nuestras cuentas, unas bases sólidas para que en 2014 nuestra economía entre en crecimiento económico y para que desde ese marco avancemos en la creación de empleo neto. Ha sido una tarea muy difícil, que ha sido posible, porque los extremeños nos habéis acompañado con gran generosidad durante estos dos años y medio de Gobierno, mientras vuestro Gobierno de Extremadura hacía frente a los numerosos desafíos económicos y sociales que debía solventar.

Nadie, salvo nosotros y vosotros, creía que podríamos conseguirlo. Y, sin embargo, con el trabajo y rigor de 2013, encaramos el año que viene con una previsión del crecimiento del Producto Interior Bruto en torno al 1%. Y vamos a pagar en el primer trimestre de 2014 a nuestros proveedores todas las facturas pendientes de este año con la administración general.

Hemos trabajado mucho en 2013. Pero esta noche no sólo es importante que Extremadura recuerde dónde estábamos ayer y dónde estamos hoy, lo realmente relevante, es que pensemos dónde queremos estar mañana. Cuáles deben ser nuestras metas como extremeños para 2014.

Pienso como presidente del Gobierno, que nuestra misión es la de aprovechar al máximo el nuevo Programa Operativo de Fondos Europeos que estamos ultimando para converger definitivamente con el resto de Europa y para reforzar nuestros sectores productivos más destacados.

Si la Extremadura que queremos es campo, ha sido campo y seguirá siendo campo, pero un campo del SXXI, sobre el que crezca nuestra economía, debemos orientar nuestras infraestructuras y nuestro capital humano a convertirnos en una auténtica referencia europea en el sector agroalimentario.

Creemos en un campo que tiene todas las condiciones necesarias para producir un ecosistema competitivo para generar nuevos empleos orientados a la transformación y venta de nuestros productos en el mundo y también a la conservación de nuestro medio ambiente.

Contamos para ello con la complicidad de toda la sociedad civil extremeña que ha participado en el proceso de elaboración de la Estrategia de Especialización Inteligente de nuestra economía, incluida toda la oposición, en torno al consenso de la Nueva Extremadura en la que creemos.

Por eso, vamos a liderar una revolución industrial en nuestro campo, con la que debemos ganar tamaño internacional y más peso exterior en los mercados clave para Extremadura. Y aquí, como estamos demostrando, no vamos a permitir ni presiones ni vamos a aceptar inmovilismos. Sean de personas que dicen que son de Izquierda Unida, del Partido Socialista o del propio Partido Popular. Nuestro liderazgo será colaborativo. Y, por encima de cualquier interés, estará siempre defender las cosechas de nuestros agricultores y la gestión responsable del dinero de todos los extremeños.

Debemos darle también la máxima importancia a la educación para el empleo. Conocemos ya las cifras del Informe PISA en Extremadura y disponemos por primera vez de un punto de partida. Los resultados nos deben servir de estímulo para convertir la formación de nuestros trabajadores en un objetivo colectivo.

Nuestros profesores, nuestra Universidad, nuestros centros de formación profesional, nuestros institutos y nuestros colegios, deben transformarse en agentes para el cambio del modelo productivo que estamos impulsando, no solo para aprovechar las oportunidades de las que disponemos, sino también por necesidad, ya que el modelo de sociedad que defendemos y en el que todos creemos solo será viable si tenemos profesionales bien formados.

La Nueva Extremadura por la que trabajamos tiene que tener un reflejo también en el día a día de nuestros pueblos y ciudades.

Por eso, vamos a darle un mayor protagonismo a nuestros municipios. Todos nuestros pueblos sin excepción están siendo beneficiados de las inversiones que hemos impulsado desde el Gobierno de Extremadura por valor de más de 64 millones de euros tras haber conseguido estabilizar las cuentas públicas.

Pero creo sinceramente que el municipalismo debe participar mucho más en la ejecución de los programas que impulsamos. Por eso, vamos a avanzar en la cesión de soberanía a nuestros municipios no sólo en más iniciativas a nivel local como hasta ahora ya hacemos con vuestros alcaldes y alcaldesas, sino a partir de 2014 vamos a requerir más de su participación en clave regional y también a nivel comunitario. A través de nuestros municipios vamos a gestionar de una manera más eficaz algunos de los fondos europeos.

En 2014 vamos seguir alimentando sin descanso la vocación emprendedora que llevamos todos los extremeños en la sangre. Junto a Israel estamos incorporando la innovación a nuestros procesos para mejorar los productos y servicios de nuestra región. EE.UU y el norte de África pronto se sumarán a la lista de países clave para defender los intereses de Extremadura en el mundo, en la que ya incluimos este año a todos los integrantes de la Alianza del Pacífico: México, Chile, Colombia o Perú y por supuesto, a China.

Debemos seguir ampliando nuestros canales de comercialización, apostando por la internacionalización, por proyectarnos fuera y dentro de Extremadura, por motivar a nuestros autónomos, a los que hoy financiamos durante sus dos primeros años las cuotas de la seguridad social.

Y vamos a continuar participando en fondos como el Jeremie, que este mes hemos tenido que ampliar en 15 millones de euros más, porque en tan sólo 45 días nuestras pequeñas y medianas empresas han agotado los 15 millones de euros iniciales.

Quiero darles las gracias además a todos nuestros jóvenes que han entendido el mensaje: el empleo público ya no será lo que fue, el presente y el futuro de Extremadura es hoy emprender, innovar, crear tu propio empleo. Vosotros estáis liderando un cambio cultural sin precedentes en nuestra región y si seguís así con el tiempo vais a ser el modelo en el que se van a inspirar vuestros hijos y toda una nueva generación en Extremadura.

Creemos en el crecimiento económico de Extremadura, pero también en nuestro crecimiento social. Y nuestros pensionistas no sois sólo los extremeños que más han trabajado por Extremadura, sois la generación más importante de la historia de Extremadura.

Debemos de cuidar de vosotros, como hicisteis con nosotros. Por eso, por primera vez en nuestra región los extremeños con pensiones más bajas, que son los que tienen pensiones no contributivas, van a recibir una paga complementaria este próximo mes de enero de 200 euros.

Serán 14.753 pensionistas los que se beneficiarán de esta medida. También las viudas y viudos extremeños van a disponer por primera vez en nuestra región de una protección por viudedad de entre 100 y 200 euros.

Pero no nos vamos a quedar ahí. En 2014 vamos a seguir ayudando a los padres y madres con ayudas de hasta 200 euros para deduciros las cuotas de guardería de vuestros hijos, también los extremeños que residís en nuestros municipios más pequeños, los de menos de 3.000 habitantes, os facilitaremos una ayuda a la natalidad de 1.400 euros.

Y nos alegramos de haber liderado estas políticas de fomento de la natalidad a las que hace unas semanas no solo se han sumado otra Comunidades Autónomas, sino también el propio Gobierno central.

Nuestros empleados públicos saben que a cada ajuste que ha venido de Madrid, este Gobierno ha estado siempre apoyándoles, a diferencia de otros Gobiernos autonómicos. Por eso, quiero deciros que vamos a seguir prestigiándoos como merecéis no sólo, como hemos hecho, aprobando un decreto de teletrabajo, reconociendo vuestro mérito oficialmente, devolviéndoos los 44 días devengados sin esperar una sentencia, sino que vamos seguir luchando porque se os pague todo lo que aún se os debe. El adelanto de la paga extra de este año se hará efectivo el día tres de enero.

Como presidente del Gobierno, creo sinceramente que la ideología no tiene que introducirse en asuntos de estado como la educación, la sanidad o la dependencia y tampoco en materias tan sensibles como la reproducción asistida o la interrupción voluntaria del embarazo.

Nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre. Ni tampoco nadie puede obligarle a nadie a serlo.

El mensaje del pueblo extremeño es claro y contundente: desideologizar los temas fundamentales. Extremadura apoya una reforma de la ley del aborto por consenso. Necesitamos una ley del aborto que conecte con la sociedad, que sea reflejo de la España actual, la que inicia 2014. Y para ello, las posiciones se tienen que acercar.

Hay personas dentro del Partido Socialista en contra del aborto y a favor. Y también las hay en el Partido Popular a favor del aborto y en contra.

Éste no es un debate cualquiera. Tiene un impacto emocional enorme en todos y cada uno de nosotros. E implica una gran responsabilidad. Yo creo en la libertad y defiendo a las mujeres, pero sé que este debate requiere de una gran madurez política por parte de todos. Y sobre todo, de mucho sentido común.

Se trata de un debate de altura y es en estos grandes temas en los que la política debe ganar peso. Y en los que todos debemos sacar lo mejor de nosotros mismos.

Debemos aprender para ello las lecciones del pasado. La ley del aborto de Felipe González nos unió durante 25 años y la de Zapatero solo ha necesitado tres años para dividirnos. Debemos trabajar entre todos por una ley del aborto que dure al menos otros 20 años.

Nadie dice que será un dialogo fácil. Pero éste es un anteproyecto de ley que inicia su tramitación en el Congreso y el Senado, con el que diputados y senadores deben estar a la altura del entendimiento que la sociedad demanda y con el que se debe demostrar que el punto de encuentro no solo es posible en España, sino que es además el camino correcto.

Debemos seguir apostando por ser una Comunidad que habla claro, porque cumple, que es reivindicativa y mira por los intereses de los extremeños en Madrid.

Es por ese estilo en la acción de Gobierno por el que, 30 años después, España va a pagar su deuda histórica con Extremadura. Serán como mínimo más de 300 millones de euros que nos ayudaran a seguir avanzando en la Nueva Extremadura que estamos construyendo. 50.000 millones de las antiguas pesetas que nos van a permitir consolidar la transición económica que estamos liderando y dejar definitivamente el tiempo de dificultades al que todos nos hemos sobrepuesto.

Nadie puede negarnos hoy a los extremeños no solo nuestro derecho a ser lo que somos, a nuestra historia, a nuestra identidad, sino a algo mucho más importante: nadie puede negarnos nuestro derecho a ser más de lo que somos. Ésa es una lucha por la que trabajaron nuestros padres y abuelos ayer y por la que nosotros y nuestros hijos debemos seguir luchando hoy.

Por eso, cualquier autonomía o nacionalidad que nos lo niegue, nos va a tener siempre en frente. En el próximo modelo de financiación autonómica debemos ser objetivo 1 para España como lo somos para Europa. Para nosotros la pela, también es la pela.

Y porque creemos en la convergencia entre autonomías como Europa la cree entre regiones, defendemos abiertamente más que la unidad de España, la unión de los pueblos de España. Por eso, cuando se le pregunta a uno de nuestros pueblos, la consulta en realidad se está haciendo al conjunto del país.

Nuestra respuesta a si Catalunya tiene que ser Estado, es que ya lo es, porque las Comunidades Autónomas somos estado porque formamos parte de el. Y como los presidentes juramos los estatutos de autonomía y la Constitución española para poder presidir un Gobierno autonómico, cuando un presidente no cumple con sus obligaciones el estado de derecho no debe actuar sobre los pueblos, suspendiendo una autonomía, debe hacerlo sobre los gobiernos y sus presidentes. Así que todo el peso de la ley hacia él.

Si no creemos en los derechos de todos, no estaremos siendo coherentes como representantes públicos con la esencia misma de nuestro país: que es la pluralidad.

Necesitamos de la mano izquierda y de la mano la derecha para construir el centro. Y desde Extremadura vamos a defender siempre un estilo de hacer política en el que lo único importante sean las ideas y las personas para construir con humildad más Extremadura, más España y más Europa, entre todos.

Las luchas de nuestro tiempo nos esperan: la reforma electoral, nuevos derechos para la mujer rural, listas abiertas, más impuestos bajos a la cultura, limitación de mandatos del presidente, la educación en la igualdad entre heterosexuales y homosexuales, primarias en los partidos, más empleo para personas con discapacidad y más ejemplaridad pública.

Vamos a seguir avanzando hacia el crecimiento político, económico y social de nuestra región. Superando todo aquello que nos debilita, creyendo en nosotros mismos, sintiéndonos extremeños y venciendo con ello todos nuestros miedos, conscientes de que lo que no conocemos de 2014, será, una vez más, lo que realmente nos sorprenda.

Felices fiestas. Urte berri on, Bon Any, Feliz Ano Novo. Feliz año nuevo.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más