Cientos de personas se han manifestado este domingo en Mérida para pedir el “compromiso” del Gobierno central y autonómico en la lucha contra la silicosis.

En torno a 600 personas, según la organización, han culminado con esta protesta la denominada ‘Marcha Gris’ contra la silicosis, en la que los mineros de Quintana de La Serena han recorrido más de 70 kilómetros hasta Mérida para exigir al Estado el reconocimiento del Grado 1 de la silicosis como una enfermedad profesional.

También exigen al Ejecutivo de José Antonio Monago la puesta en marcha de un “fondo minero” que atienda las necesidades de estos canteros hasta que se produzca el reconocimiento del Grado 1 de esta afección por parte del Estado.

Una manifestación que ha estado respaldada por miembros del PSOE y de IU y que ha estado encabezada por un grupo de niños y una pancarta de grandes dimensiones en defensa de los trabajadores afectados por la silicosis en la zona de la Serena extremeña. En la cabeza de la manifestación han estado presentes también el secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, así como miembros de la Asociación de Afectados por la Silicosis.

Los manifestantes, a quienes la lluvia ha respetado en una nublada mañana de domingo, han portado numerosas camiseras en defensa de la ‘Marcha Gris’ y banderolas de CCOO, así como pancartas con lemas como ‘Stop silicosis. Justicia para los enfermos’.

En la manifestación también se han escuchado frases como ‘Monago, escucha, canteros en la lucha’, mientras que los manifestantes han coreado emocionados el tradicional himno de los mineros, el ‘Santa Bárbara bendita’.

LA “DIGNIDAD” DEL PUEBLO

El secretario general de CCOO de Extremadura ha destacado, en declaraciones a los medios, que se trata de una manifestación con la que Quintana y la comarca de La Serena expresan la “dignidad” del pueblo, con el objetivo de “mejorar las condiciones de trabajo de todas las canteras de esta zona”, y para mejorar además las condiciones de salud de los canteros “a todos los niveles”.

Según Carretero, con la protesta se está “peleando por la vida, por la salud y por el futuro”. Así, ha destacado la necesidad de que, si hay alguien que tiene un problema de salud a causa del trabajo, también “sea un problema de José Antonio Monago”.

Por su parte, el secretario general de la Federación Estatal de Construcción y Madera de CCOO, Vicente Sánchez, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que el problema de la silicosis está presente, no solo en Extremadura, sino en las canteras comunidades como Galicia, Murcia o Andalucía, siendo una enfermedad “en silencio”, que sufren los enfermos y sus familias.

De este modo, ha abogado por el impulso de nuevas leyes que permitan que los trabajadores con Grado 1 de silicosis puedan jubilarse y tener “derechos”, al miso tiempo que ha instado al Gobierno extremeño a que “vuelva a abrir los cetros de atención médica para los habitantes de Quintana”, entre otras reivindicaciones.

APOYO DE PSOE E IU

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Extremadura, Valentín García, ha mostrado el apoyo de su partido a la reivindicación y ha informado de que los diputados extremeños del PSOE en el Congreso de los Diputados promoverán una propuesta para que todos los afectados por la silicosis, como en Quintana y en otras comunidades, “puedan tener el mismo grado de protección” en el Grado 1, respecto a los estadios más avanzados.

En declaraciones a los periodistas, García ha destacado la necesidad de que la Seguridad Social y el Ministerio de Trabajo “cambien” las normas de protección a los afectados por silicosis y ha apostado por que, hasta que eso ocurra, se cree en los próximos presupuestos autonómicos extremeños un fondo que cubra las prestaciones de estos trabajadores.

Así, ha adelantado que el Grupo Parlamentario Socialista llevará esta cuestión a la Asamblea, de cara a los próximos presupuestos, de la mano de una enmienda.

En el mismo sentido se ha pronunciado el diputado del Grupo IU-V-SIEX Víctor Casco, quien ha señalado, en declaraciones a los medios, que su grupo trasladará a la Asamblea la necesidad de votar y debatir un fondo adicional en los próximos presupuestos regionales que cubra sus necesidades.

Casco, que ha recordado que los canteros mantendrán una reunión la próxima semana con miembros del Ejecutivo regional, ha defendido la necesidad de incluir en los presupuestos “alguna partida adicional y específica para ayudar a estos canteros, con independencia de seguir insistiendo en que el Gobierno de España reconozca el Grado 1 como una enfermedad profesional”.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más