La Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo del Gobierno de Extremadura ha formalizado con la empresa cacereña “Construcciones Sevilla Nevado“, el contrato de las obras de mejora de drenaje de la carretera autonómica EX-338, que une Guareña y Oliva de Mérida, con el fin de evitar inundaciones.

Dicha resolución sale publicada este jueves en el Diario Oficial de Extremadura. En total el presupuesto destinado para realizar las obras en dicha carretera autonómica es de 257.612 euros.

Las obras se realizarán en el punto kilométrico 5,865 de la carretera, en la localidad de Oliva de Mérida, y evitarán inundaciones en épocas de lluvias al ampliar el caudal del arroyo de San Juan, paralelo a la vía por la margen derecha, y construir un nuevo drenaje de marcos prefabricados.

De esta forma, agrega el Ejecutivo extremeño, se mejorará la seguridad vial.

Una vez materializadas las expropiaciones necesarias, el plazo de ejecución de la obra será de cinco meses.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más