El Partido Popular de Guareña exige la dimisión del alcalde tras perder la confianza del pleno que se celebró el pasado miércoles 17 de diciembre en el Ayuntamiento de Guareña, argumentando que sólo 5 concejales, entre ellos el propio alcalde, votaron a favor de su permanencia en el cargo,

Cabe recordar que en la votación que se produjo al final de dicho pleno extraordinario, los 6 concejales del PP votaron a favor de la dimisión, y 1 concejal de IU y otro del propio PSOE se abstuvieron

Desde el PP de nuestra localidad argumentan para exigir la dimisión de el alcalde que fué el mismo quién aseguró durante el mencionado pleno que sólo continuaría si tenía el apoyo de todo su grupo, y recuerda además que esta situación llega tras el escándalo de una concejala del PSOE que ha sido despedida de su puesto de trabajo en la residencia de mayores y que la Justicia ha declarado procedente por ‘hechos gravísimos’.

Nota íntegra publicada en el día de ayer en su página web

El Partido Popular de Guareña exige la dimisión del alcalde de la localidad pacense, Rafael Carballo, del PSOE, tras haber perdido la confianza del Pleno del Ayuntamiento tras la sesión celebrada en la tarde de ayer.

El Partido Popular pidió la convocatoria de un Pleno Extraordinario para pedir la dimisión del alcalde, por no asumir responsabilidades tras el escándalo que existe en la localidad al conocerse que una  concejala del equipo de gobierno fue despedida de su puesto de trabajo en la residencia de mayores y que el Juzgado ha declarado procedente.

La propia concejala socialista acusó a su equipo de gobierno de haber filtrado la información y difamar su persona, a lo que el propio alcalde reaccionó quitándole las delegaciones. Ante la situación de ingobernabilidad que vive el Ayuntamiento de Guareña, el PP exigió la dimisión del alcalde a través del Pleno extraordinario que se celebró ayer.

Durante la sesión, el portavoz del Partido Popular, Jesús Guisado, basó la petición de dimisión en el autoritarismo y la falta de respeto del alcalde –que no cuenta con mayoría absoluta-, el incumplimiento reiterado de los acuerdos de pleno, la nefasta gestión al frente del equipo de gobierno y las graves irregularidades que se han producido en la residencia de mayores, de las que era perfectamente conocedor y que permitió dado que la responsable era una concejala suya.

La votación dejó en evidencia al alcalde y se demostró que no cuenta con la confianza del Pleno del Ayuntamiento, ya que tan sólo 5 concejales –entre ellos, el propio alcalde- votaron en contra de pedir su dimisión, mientras que los 6 del PP votaron a favor y 2, uno de IU y otro del propio PSOE, se abstuvieron. El alcalde afirmó que sólo se mantendría en su puesto si contaba con el apoyo de su grupo, pero ante no cumplirse esa premisa y haber perdido la confianza del Pleno, el Partido Popular exige su dimisión por respeto al resto de concejales y a los ciudadanos de Guareña.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más