A tan solo cuatro meses de las elecciones municipales, convocadas para el próximo 24 de mayo, la corporación municipal del Ayuntamiento de Guareña ha sufrido un cambio.

En las últimas horas, la edición local del diario Hoy, publicaba la información del abandono del actual grupo socialista en el consistorio de la concejal Petra María Carrasco. A su vez también, ha presentado la dimisión como parte de la ejecutiva local del PSOE en nuestra localidad.

Abandono, que no dimisión de Carrasco, ya que seguirá formando parte de la corporación municipal, eso sí, ahora como concejal no adscrita a ninguna formación política.

La presentación de la renuncia se produjo el día después de la celebración del último pleno extraordinario del Ayuntamiento, que se celebró, debido a la petición del grupo popular, en la que Carrasco se abstuvo en la votación en la que se ‘exigía’ la dimisión del alcalde, Rafael Carballo.

Este hecho, acarrea a su vez, cambios en el actual mapa de mayorías de la corporación, siendo ahora el PP el grupo mayoritario con seis concejales. Le sigue el PSOE con cinco, IU con uno, y Petra Carrasco, como concejal no adscrito.

La figura del concejal no-adscrito

Esta figura se entiende como la de un concejal que no pertenece a ningún grupo político, y que sigue formando parte de la corporación, pero que ha dejado de ser parte de la formación por la que se presentó en los últimos comicios locales.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más