Este miércoles se celebraba en el Ayuntamiento de Guareña, el último pleno de la novena legislatura en nuestra localidad, que sirvió básicamente para aprobar el acta de la sesión anterior y de despedida de los diferentes portavoces municipales con motivo del final de la etapa que ahora termina.

La primera en tomar la palabra fue Petra María Carrasco, concejal del grupo no adscrito, que quiso recordar que durante los tres años y medio, en los cuales perteneció al equipo de gobierno, “no escatimó ni en horario ni esfuerzos a la hora de dedicarse al servicio público”. Además deseó suerte a las personas que no seguirán en la nueva etapa, y a la nueva corporación les animó a trabajar por el bien común del pueblo.

Le siguió en el turno de la palabra Pedro José Pascual Salguero, concejal de IU. Para el, “estos cuatro años, han supuesto una enorme responsabilidad e ilusión de representar al pueblo de Guareña en la corporación municipal”. En su intervención, puso de manifiesto que durante este tiempo ha habido mucha crispación, pero recalcó también que han sido unos años donde ha habido consenso en muchos temas, y que en todo momento ha intentado separar la discrepancia política, de la relación personal.

Salguero tuvo palabras para los miembros de otros grupos políticos que ya no formaran parte de la nueva corporación. Se refirió a Lola Aguado y Gonzalo Casablanca del PP, de Petra María Carrasco, y de Antonia Quirós del PSOE. A Juan Carlos Romero, le deseó una feliz jubilación, y de Rafael Carballo, dijo que “ha sido un honor compartir estos años con el hasta ahora político más veterano de la localidad, desde la constitución de los ayuntamientos democráticos“.

Por su parte, el portavoz del grupo popular Jesús Guisado comenzó su intervención, diciendo que el de ayer, fue un “pleno con sentimientos encontrados, de recuerdos y nostalgia por las personas que dejan sus escaños, y de esperanza e ilusión”, por la nueva etapa que comienza.

Guisado tuvo especiales palabras para los dos miembros del PP que no seguirán en sus puestos. Tanto a Lola Aguado como a Gonzalo Casablanca les expresó tanto su gratitud personal, como también la del PP por su trabajo estos años.

Finalmente tuvo palabras tanto para Rafael Carballo, como para Juan Carlos Romero, por su vida dedicada a la política municipal, diciendo “que el pueblo debe reconocer esa labor, que es gratificante, pero a la vez ingrata“.

Seguidamente, fue Juan Carlos Romero, teniente de alcalde y a su vez portavoz del grupo socialista que recordó que a lo largo de los últimos 20 años, siempre con responsabilidad de gobierno, “ha dado todo lo que sabe de su vida para el ayuntamiento, y que este ‘le ha dado de comer, por lo que dijo que la situación estaba en paz”. Además, expresó el reconocimiento a todas las personas, que legislatura tras legislatura han ido mostrado su confianza en la lista que presentaba el PSOE, expresando que siempre, tanto cuando tenían mayoría absoluta y cuando no, no se ha menospreciado a los partidos de la oposición.

Finalmente, y como ha venido siendo habitual en los últimos años, quiso pronunciar una palabras de agradecimiento a todas las personas que han seguido con interés los temas municipales, recordando a la gente que siguen los plenos a través de las ondas de radio Guareña, desde que se pusieron en marcha en 2008. Además tuvo palabras para las personas que han pasado por el público del salón de sesiones durante estos años, y también a todas las que han formado parte de todas las corporaciones locales en el pasado.

El último en tomar la palabra fue el hasta ahora alcalde, Rafael Carballo que recordó que en junio de 1983, tomó posesión como concejal en el ayuntamiento, y que ahora, 32 años después, termina esa etapa de defensa de los intereses del pueblo, en la que en numerosas ocasiones, ha tenido que renunciar tanto a los principios ideológicos y personales, simplemente por el bien común y para sacar al pueblo hacia delante.

Carballo dijo que en estos últimos cuatro años, ha habido mucha acritud en los plenos municipales, haciendo una mención especial hacia Jesús Guisado, al que recordó que en cumplimiento de la ley, ha sido la única persona en todos sus años como alcalde, a la que tenido que expulsar de un pleno municipal, algo dijo, de lo que no se encontraba ni satisfecho ni contento.

Durante sus palabras tuvo un mensaje para la próxima corporación, la surgida de las elecciones del pasado 24 de marzo, a la que pidió que siempre anteponga los intereses municipales a los intereses del partido.

Finalmente recordó a todos los concejales que han pasado por el consistorio estos años, a los que dijo “que ha hecho todo lo que sabía por y para el pueblo de Guareña”, a la misma vez que pidió que en la nueva etapa que comienza se siga luchando con mucha fuerza por el pueblo.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más