IU Guareña ha formulado una moción, para que se debata en el próximo pleno municipal, sobre la adhesión, como ayuntamiento, a la proposición de ley presentada a principios de este mes de octubre en el Congreso de los Diputados en la que se pide volver temporalmente al consenso anterior a 2013, antes de aprobarse la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

También piden que se implementen medidas urgentes que “permitan a los ayuntamientos, hasta que haya una nueva Ley de Bases de Régimen Local, prestar los servicios esenciales necesarios para el funcionamiento de nuestras ciudades”, según dice el texto de la moción. Dicha iniciativa parlamentaria fue presentada en la cámara baja por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea. Hasta la fecha, más de 3000 ayuntamientos, entre ellos el de Madrid, Barcelona, Zaragoza o Cádiz, entre otros, han mostrado su rechazo a dicha ley que ha supuesto un retroceso considerable en la autonomía de los gobiernos locales, según el texto de la moción.

En la misma, se entiende que el ámbito local constituye un espacio fundamental para la defensa y la lucha de derechos sociales como el derecho a la sanidad, a la educación o a la vivienda y que por tanto es necesario sentar las bases del nuevo municipalismo del Siglo XXI, que tenga como bases la elaboración de una nueva Ley de Bases de Régimen Local, para clarificar y aumentar las competencias de los Entes Locales; garantizar un nuevo sistema de financiación local que asegure derechos y la prestación de servicios esenciales; y garantizar la transparencia y la participación directa y vinculante de la ciudadanía, prosigue dicho texto.

Finalmente se socilita que se apoye la tramitación de la proposición de ley y, por ende, la derogación y modificación de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local en el Congreso de los Diputados. Asimismo, se insta al gobierno central y a todos los grupos parlamentarios del a que faciliten y apoyen un proceso participativo en el que estén representados los entes locales, las asociaciones de municipios, la sociedad civil y la ciudadanía en su conjunto, donde se elaboren las bases para la construcción del nuevo municipalismo del siglo XXI. Las bases de este nuevo municipalismo deben partir de la asunción de nuevas competencias, de garantizar una financiación adecuada y suficiente para las corporaciones locales, y de garantizar la transparencia y la participación vinculante de la ciudadanía, dice la moción, que se trasladaría, en caso de prosperar, al ejecutivo central y a los grupos parlamentarios del Congreso.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más