El PP de Guareña llevará este jueves al pleno ordinario, que ha programado la corporación municipal para las 16hrs, la supresión del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, con efectos a partir del próximo 1 de enero, así como la derogación de su ordenanza reguladora y que ello no se incluya en ninguna partida en los Presupuestos para el año próximo.

En la exposición de motivos de dicha propuesta, justifican que la vivienda constituye la parte más importante del ahorro de las familias, ya que también se transmite de padres a hijos y de generación en generación. Ante la grave crisis de estos años, y según todos los indicios ante una nueva recesión global para 2020, producto de la situación de estancamiento y desaceleración registrada este 2019,  ha provocado que muchos de nuestros ciudadanos se encuentren en grave riesgo de exclusión social, sin posibilidad de acceso a una vivienda digna.

Desde dicha formación consideran necesario que las administraciones públicas faciliten la transmisión o donación de la vivienda familiar. Sin embargo, muchas familias se ven en la situación de tener que rechazar la herencia familiar por no poder hacer frente al hecho impositivo. Ese impuesto, en su definición, es discutible, ya que un mismo acto está sometido a una doble tributación, sobre un mismo hecho económico recae más de un impuesto a un mismo contribuyente. Por un lado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y por el otro, el Impuesto Sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, según recoge el texto de la moción.

El texto prosigue exponiendo que cuando alguien muere en nuestra localidad, “primero hereda la Junta de Extremadura, luego el Ayuntamiento de de Guareña y, por último los familiares. Evitar las dobles imposiciones implica tener un sistema tributario municipal justo e igualitario.

Por ello, es necesario que desde el ayuntamiento se tomen las medidas necesarias para ayudar a nuestros vecinos, adoptando los  acuerdos de nuestra competencia y aunando esfuerzos para trabajar por los ciudadanos de nuestro municipio ya que todos somos conscientes de las situaciones injustas que se están provocando con el mantenimiento de la vigencia de este Impuesto y debemos corregir esta situación lo antes posible, prosigue el texto.

Finalmente, recuerdan que el impuesto sobre la plusvalía grava el aumento de valor de los terrenos y que se trata de un tributo cuya imposición fue acordada, en su día, por esta corporación, y está desarrollado en la correspondiente Ordenanza Fiscal Ordenanza Fiscal aprobada por el Ayuntamiento. Se trata de un impuesto muy controvertido, nunca pacífico, que ha venido provocando gran litigiosidad, ya que la jurisprudencia se ha ido pronunciando a favor de la necesidad de que efectivamente exista un incremento real, o al menos potencial, del valor de dichos terrenos, finaliza el texto.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más