El Diputado de Concertación y Participación Territorial de la Diputación de Badajoz, y también Alcalde de Guareña, Abel González Ramiro, asumirá las competencias de Bienestar Social en sustitución de María Luisa Murillo, según el decreto firmado este lunes del presidente de la diputación provincial Miguel Ángel Gallardo, mediante el cual, ha revocado la delegación a la actual alcaldesa de Alburquerque que asumía el cargo en julio de 2019.

Dicha decisión ha sido comunicada por Gallardo a Murillo, a la que también le ha pedido que renuncie a su acta de diputada, debido a la situación de impagos a los trabajadores municipales que arrastra el consistorio alburquerqueño, de la cual es alcaldesa, y que ha sido denunciada por dichos trabajadores estos últimos días.

Según informa la propia diputación en nota de prensa, el presidente provincial ha aclarado que corresponde a la delegación de Bienestar Social garantizar unos niveles homogéneos de prestaciones sociales a los ciudadanos de la provincia y favorecer su desarrollo personal y profesional en condiciones igualitarias. Dicha finalidad es “absolutamente incompatible” con la situación que están viviendo los empleados públicos del ayuntamiento que preside, con el reiterado incumplimiento y retraso en el abono de sus retribuciones que “lastra y menoscaba el bienestar de dichos empleados”, prosigue la nota.

El presidente de la diputación considera que “el abono de las retribuciones es el derecho más sagrado y reconocido que tiene cualquier trabajador, en contraprestación a su trabajo, esfuerzo y dedicación, por lo que como presidente de la institución, no puedo ni debo abstraerme de dicha situación, y la única forma que tengo de solidarizarme con esos trabajadores es ser consecuente y revocar las funciones que ahora tenía atribuidas”, ha afirmado.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más