Después de un tiempo meditando detenidamente y sabiendo de mi vocación por el servicio público he tomado la decisión de dejar por el momento mi cargo como concejal del Ayuntamiento de Guareña, decisión nada fácil pero necesaria.

Ante todo lo primero es pedir disculpas a todas aquellas personas a las cuales pueda defraudar mi decisión, ya que ellos depositaron su confianza en mí para representarles dentro de este ayuntamiento. 

Siempre he entendido la política para servir a los ciudadanos, representarlos y ver de que manera poder sacar sus proyectos adelante en la medida de lo posible, por lo que espero sepan perdonar los errores que haya podido cometer en este tiempo, aunque con haber ayudado a sacar aunque solo sea uno de los proyectos de mis vecinos con eso ya me siento orgulloso y satisfecho. Siempre he trabajado para ayudar en la medida de lo posible, con mis aciertos y errores.

En todo este tiempo he tenido mis alegrías y mis decepciones, pero como siempre me decía un antiguo jefe al que siempre recordaré “que mal lo pasamos, pero y lo que nos reímos”. Es por ello, que me quedo con todas las alegrías que he tenido en estos casi 4 años, y en los agradecimientos que he recibido por parte de los vecinos (soy un servidor público para ello entre en política, no nos hacen falta los agradecimientos, pero cuando llegan bienvenidos son ya que nos hacen ver que el esfuerzo ha servido para algo).

Pero si por encima de todo me tengo que quedar con algo es con las Escuelas Deportivas Municipales, creadas hace años por otros equipos, impulsadas por mi gran compañero Juanjo, y a las que espero haber aportado algo en este tiempo, ya que las recordaré siempre con cariño.

Siempre recordaré cuando me pedían algo para una de las escuelas, y para las cuales muchas veces mi respuesta era “veré que se puede hacer, pero no puedo pensar solo en ellos, tengo 400 niños y los siento todos como míos (con el permiso de sus padres) y todos necesitan cosas”. Espero que tod@s los padres sepáis aceptar mis errores, pero encantado con la gimnasia, el tenis, el fútbol sala, las multideportivas, el ajedrez, el baloncesto, el atletismo y patinaje (ains lo que hemos sufrido patinando).

Solo me queda despedirme de mis compañeros concejales de todos los colores políticos, aunque permítanme que de los míos primero (como se suele decir), de todos los trabajadores del ayuntamiento desde monitores deportivos, a administrativos y personal técnico del ayuntamiento, policía local, personal laboral y todos aquellos a los que en este tiempo he pedido su ayuda en más de una ocasión. Mención especial quiero dedicar a Rafael Sauceda y Fernando Pascual, la dinamización deportiva y cultural de Guareña necesita de vosotros y así lo he comprobado. Gracias a todos de verdad.

Ahora me centraré en mi vida laboral y personal, así como en los nuevos proyectos que quiero afrontar ya que estoy intentando sacar nuevos títulos y formación para seguir creciendo personal y laboralmente que son la razón que me impide seguir de momento, cuando alguien vuelva a precisar mi ayuda pública que no lo dude allí estaré.

Gracias y hasta pronto.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más