El colegio público San Gregorio ha tenido que ser desalojado esta mañana por un falso aviso de bomba. Un aviso, que según informa la Guardia Civil, era recibido sobre las 11:00 de la mañana en el 112 de Extremadura.

Inmediatamente el director del centro, Eusebio López, activaba el protocolo para estas situaciones, llevándose y colocando a los alumnos en el extremo más alejado del recinto, como aconseja la consejería de Educación de la Junta de Extremadura.

Ante el nerviosismo de algunos alumnos, se decidió el traslado de los niños al antiguo colegio, situado en la calle San Gregorio, donde los familiares han ido recogiendo a los niños a medida que iba transcurriendo la mañana.

La Guardia Civil inspeccionó todas las aulas y demás dependencias, y ha descartado por completo que hubiera algún artefacto en todo el recinto del colegio.

Hasta el colegio, situado en la calle El Royo, se desplazaron además de la Policía Local, el alcalde de Guareña y la delegada de centros públicos del ayuntamiento.

La Guardia Civil investiga ya la llamada recibida esta mañana en 112 de Extremadura para averiguar, quién o quienes han sido los autores de la misma.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más