Este pasado fin de semana hasta nueve personas tuvieron que ser atendidas en el hospital de Mérida con palpitaciones, taquicardias y flojedad en las piernas. Son trabajadores de la empresa Inquiba de nuestra localidad. El empleado, que ya fue despedido el pasado lunes, preparó un pastel hecho a base de marihuana que ofreció a sus compañeros en la vivienda de uno de ellos después de comer en un restaurante.

Un responsable de esta empresa asegura que se trata de un trabajador ejemplar, que nunca había dado problemas y muy recomendable”, aunque considera “inaceptable” su comportamiento del pasado viernes, que provocó la hospitalización de sus compañeros que ya se encuentran en buen estado de salud.

Se trata de una historia que ha sorprendido al entorno de este trabajador, que se pregunta por qué no informó a sus compañeros de la utilización de este “ingrediente” que ha provocado su despido.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más