Hoy arranca en Extremadura la campaña de vacunación contra el virus de la gripe. Unas 1.200 dosis de vacunas, según informa el Centro de Salud, son las que han sido asignadas a nuestro nucleo comarcal, que incluye no sólo Guareña sino, las localidades de Valdetorres, Cristina, Manchita y Óliva de Mérida.

En total para toda Extremadura el Gobierno de Extremadura ha comprado unas 245.000 dosis vacunas para esta campaña con un gasto de 912.250 euros. Eso supone una cifra similar a la del año pasado que fué de 912.770 euros, pero en esta campaña se han adquirido unas 27.000 dosis más debido a la “compra centralizada” fruto del acuerdo marco para la elección de laboratorios suministradores promovido por el Ministerio de Sanidad, según explicó ayer el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, en la presentación de esta campaña de vacunación  de este año. Carrón estuvo acompañado por el gerente del Servicio Extremeño de Salud, Albino Navarro, y por el director general de Salud Pública, Juan Luis Cordero.

POBLACIÓN DIANA A LA QUE SE DIRIGE LA CAMPAÑA

La campaña va dirigida a las personas de edad mayor o igual a 60 años, en especial en aquéllas que conviven en instituciones cerradas; personas menores de 60 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe; niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma, así como las mujeres embarazadas.

También a los niños/as (mayores de 6 meses) y adultos con patologías como enfermedades metabólicas, obesidad mórbida o insuficiencia renal, entre otras, así como los residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos.

Otras personas que deben vacunarse son las que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones, como los trabajadores de los centros sanitarios; personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables, y las personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.

También las personas que trabajan en servicios públicos esenciales, como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado; bomberos; servicios de protección civil, y personal docente que trabaja en la Comunidad Autónoma de Extremadura, entre otros.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más