El Consejo Extremeño del Voluntariado Social ha dió a conocer ayer los ganadores de los Premios Extremeños al Voluntariado Social 2013 a María Dolores Dorado Calasanz, por sus 25 años de compromiso con el voluntariado y por haber impulsado esta práctica entre las personas mayores, y a la Asociación Oncológica Extremeña, por su solidaridad con las personas con cáncer y sus familiares, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

Guareña será la localidad que acoga la gala de entrega de estos premios que se celebrará el próximo 4 de diciembre.

Los Premios Extremeños al Voluntariado Social tienen como fin reconocer a las personas físicas o jurídicas que participan o desarrollan programas o acciones de voluntariado social en la región y se hayan distinguido de modo extraordinario en esta parcela.

En la sesión celebrada ayer de este organismo, que estuvo presidida por Juan Bravo, director general de Política Social y Familia del Gobierno de Extremadura, en la que también se informó la resolución de la concesión de subvenciones para el desarrollo de programas de promoción del voluntariado social en la región. En concreto, se ha concedido 69.084 euros en subvenciones a 21 entidades privadas sin ánimo de lucro para el desarrollo de acciones en ámbitos como la salud, la formación, la discapacidad o la mujer.

En la modalidad colectiva, el galardón ha sido para la Asociación Oncológica Extremeña, que nació en 1988 promovida por un grupo de pacientes de cáncer y familiares con el lema “No estás sol@”

El compromiso social y la solidaridad de la entidad, así como de sus voluntarios, con las personas con cáncer y sus familiares se ha puesto de manifiesto en las numerosas actividades, tales como acciones de apoyo psicológico y social, programas dirigidos a niños con cáncer ingresados en el Hospital Materno Infantil de Badajoz o el proyecto “Sé solidario, el cáncer es un problema de todos”.

En su haber destaca también una dilatada trayectoria en la promoción, información y sensibilización del voluntariado por toda Extremadura.

En la categoría individual se ha elegido la de María Dolores Dorado, quien inició su andadura como voluntaria en 1988 a partir de la asistencia al curso de voluntariado de mayores en Cáceres, una idea que trasladó posteriormente a Mérida y que derivó en la creación, dos años después, del primer grupo de voluntarios de mayores de la capital autonómica.

Con dosis de innovación y creatividad, impulsó el voluntariado de mayores en Extremadura, ahora ya consolidado, por medio de la creación de la Asociación de Voluntarios Emeritenses Mayores y la Federación de Voluntarios Mayores de Extremadura.

Guía Formativa

Por otra parte, se ha presentado la Guía de Apoyo Formativo al Voluntariado Extremeño elaborada por Cocemfe Badajoz con cargo a esta convocatoria de subvenciones.

Esta guía, en formato CD, aborda todos los aspectos que se deben conocer a la hora de efectuar un voluntariado relacionado con las personas con discapacidad, incidiendo en la relevancia que supone la formación en este ámbito, tanto en el caso del voluntariado asistencial como en el de ocio y cultural.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más