La madrugada del sábado al domingo 30 Marzo se realizará el cambio de horario de verano. Los relojes se adelantan 1 hora, de tal manera que a las a las 2:00 a.m. serán las 3:00 a.m., por lo que oficialmente este domingo tendrá una hora menos, en cumplimiento de la Directiva Europea que rige el denominado Cambio de hora y que afecta a todos los Estados miembro de la Unión Europea.

En esta ocasión, el horario de verano concluirá el próximo 28 de octubre, cuando se vuelva a retrasar el reloj y a las 03.00 horas serán de nuevo las 02.00 horas, dando inicio al horario de invierno.

El Cambio de Hora comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años. Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

La aprobación de esta directiva está avalada por las conclusiones de un estudio sobre su alcance y efectos, realizado por encargo de la Comisión Europea y presentado al Parlamento en 1999. El estudio concluye que el cambio horario tiene impactos positivos no sólo sobre el ahorro sino sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

Hay un estudio en el Congreso de los Diputados sobre adaptar nuestros horarios al resto de europeos

El Congreso barajó el año pasado adoptar la hora británica para acabar con una anomalía histórica. De momento, parece que ese reloj está parado. El informe con la propuesta de cambio de horarios que se elevó al Gobierno no es vinculante, pero el ministro de Economía Luis de Guindos aseguró que el Gobierno estudiaría el informe completo y, en especial lo relativo al cambio de huso horario.

El cambio de hora para distinguir horario de invierno y de verano sigue generando debate. También ocurre con el huso horario de España. Según una encuesta realizada por el Instituto de Estudios Opinea a 1.019 españoles, el 68,4% de los españoles está a favor de cambiar el huso horario en España y volver a la hora que marca el meridiano de Greenwich, es decir, el horario de Londres y Portugal, que tiene una hora menos que el horario actual en España peninsular y Baleares.

Desde los años 40 del siglo pasado, a decisión del dictador Franco, el horario en España está vinculado al meridiano por el que se rige la hora en Berlín.

Cansancio y alteraciones en el estado de ánimo son los efectos que puede tener el cambio de hora, como si fuera un mini jet lag. Ajustar el ‘reloj interno’ le lleva al organismo un par de días.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más