La empresa Aqualia, encargada del servicio del agua de Guareña, ha detectado que en los últimos días se están produciendo visitas a algunos municipios de la localidad alegando presuntos problemas de calidad del agua, y en la cual, se le insta a los vecinos a comprar unos aparatos purificadores para proceder a su descontaminación.

Según nota de prensa remitida a radio Guareña, dicen que estas personas han dejado intranquilos a varios vecinos sobre la calidad del agua que consumen, ya que les realizan ‘in situ’ una demostración en la que, mediante una prueba química engañosa (con un aparato llamado “precipitador electrolítico”), en la que el agua del grifo se vuelve oscura, mientras que la que ellos llevan como tratada por el mecanismo que comercializan no sufre esta coloración.

Por todo ello, desde la empresa quieren dejar claro que el agua de los grifos de Guareña está regulada por un exhaustivo control sanitario que la certifica como totalmente potable.

Aqualia aclara que cualquier agua, sea del grifo o embotellada, contiene sales minerales necesarias para nuestro organismo. La prueba que estas personas realizan consiste en aplicar un proceso químico que hace reaccionar a esas sales minerales y oscurecerse, sin que esto signifique que el agua es de mala calidad o no potable, simplemente pone de manifiesto que esas sales minerales existen, pues de lo contrario estaríamos bebiendo agua destilada, aclaran.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más