Los estudiantes de Aragón, La Rioja, Comunidad Valenciana, Baleares, Extremadura y Madrid estrenan este martes la prueba de acceso a la universidad fijada por la LOMCE. En total, alrededor de 300.000 alumnos harán la prueba a lo largo del mes de junio.

La nueva Selectividad que se ha bautizado como EBAU, Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, o EvAU, Evaluación de Acceso a la Universidad, sólo es obligatoria para aquellos los estudiantes que quieran estudiar una carrera y, en contra de lo previsto en la LOMCE, no contará para conseguir el título.

Su estructura es muy parecida a la de la que ya había. Los alumnos se examinarán obligatoriamente de 4 materias troncales de segundo curso: tres son comunes (Historia de España, Lengua Castellana y Literatura II y Primera Lengua Extranjera). La cuarta depende de la modalidad de Bachillerato que haya estudiado el alumno: Fundamentos del Arte II para Artes; Latín II si es de Humanidades; Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II para los de Ciencias Sociales y Matemáticas II para los de Ciencias. En principio la ley de Educación del PP había previsto que se examinaran también de asignaturas obligatorias de 1º de Bachillerato, como Filosofía, pero el Gobierno lo eliminó ante la contestación política y social contra las reválidas. Las modificaciones definitivas de la prueba se han conocido de hecho con el curso ya avanzado lo que ha provocado malestar en la comunidad educativa.

Además para subir nota los estudiantes, como ocurría hasta ahora, podrán examinarse de hasta 4 optativas. Cada examen tendrá entre dos y quince preguntas y durará 90 minutos. Para superar la prueba será necesario tener al menos un 4 en la fase obligatoria, siempre que la media con la nota de bachillerato (que contará un 60%) dé como resultado un mínimo de 5.

El curso pasado el 94% de los estudiantes que se presentó al examen en junio lo superó.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más