La Guardia Civil de Alange investigó a dos vecinos de las localidades de Mérida y Guareña, como presuntos autores de un delito de incendio forestal ocurrido en la mañana del pasado 7 de agosto en la finca “La Garza” de la localidad pacense de Oliva de Mérida, con la quema de una hectárea de monte bajo, encinas y alcornoques. Fuego que se consiguió sofocar ese mismo medio día, con la participación en la extinción de medios de la Junta de Extremadura, dos camiones bomba, tres vehículos ligeros autobombas, un helicóptero y una veintena de operarios, según informa la benemérita en nota de prensa.

Técnicos de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del INFOEX, realizaron in situ junto con el SEPRONA de la Guardia Civil, un informe de investigación de las causas del incendio forestal, del que se desprendió la intencionalidad del mismo.

Con el desarrollo de las indagaciones, unido a la manifestación de varios vecinos y guardas rurales de la zona que observaron como un vehículo ocupado por varias personas, salió a toda prisa del lugar donde se originaron los focos del incendio, la Guardia Civil de Alange pudo averiguar la identidad de las personas implicadas en el hecho, a los que con la información e indicios suficientes se les pudo instruir diligencias como presuntos autores del incendio.

Ahora la Guardia Civil continúa con la investigación para determinar y averiguar la motivación que pudieran tener los presuntos autores del incendio para llevar a cabo el hecho delictivo, y las diligencias por un delito de incendio forestal intencionado han sido remitidas a los Juzgados de Instrucción de Mérida.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más