Este fin de semana se producirá el habitual cambio de hora para adaptarnos al horario de invierno, por lo que en la madrugada del próximo sábado 26 al domingo 27 finalizará el horario de verano y los relojes se deberán retrasar una hora, de modo que a las 03.00 horas volverán a ser las 02.00 horas.

Por tanto, este fin de semana tendremos una hora más, en cumplimiento de la Directiva Europea que rige el denominado ‘Cambio de hora’ y que afecta a todos los Estados miembro de la Unión Europea desde el año 1981 en el cual se aplica como directiva.

Esta medida se lleva a cabo en unos 70 países en todo el mundo. Japón es el único país industrializado que no se ha adaptado aún a esta normativa. En concreto, se aplica en todos los países de Europa, América del Sur, África y en algunas zonas de Estados Unidos y Canadá.

Esta costumbre de atrasar el reloj en hora en invierno y adelantarlo en verano se empezó a generalizar en 1974 para poder aprovechar mejor la luz del sol (y consumir menos electricidad) tras la primera crisis del petróleo.

España mantendrá su actual huso horario y el cambio de hora estacional

El Gobierno ha explicado que el Gobierno ha estudiado el informe encargado a la comisión de expertos en el que se ha revisado el huso horario, sobre el que no se plantea “cambio alguno”. “España lleva empleando el mismo huso horario desde hace más de 30 años, que coincide con el de Alemania y se remonta a la época franquista”, ha indicado.

Celaá también ha recordado que a nivel europeo tampoco se ha producido ninguna conclusión concluyente ni vinculante. “Nos hemos vuelto a emplazar a que esto vaya a estudio hasta 2021 –ha apuntado–. Veremos si la nueva Presidencia de la UE lo acoge o si considera que esto no tiene la misma utilidad para seguir decidiendo”.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más