El pleno municipal de Guareña votaba por unanimidad este miércoles elevar la candidatura de Antonia López González a los Premios Princesa de Asturias en la categoría de Cooperación Internacional que está destinada a la labor individual o colectiva de desarrollo y fomento de la salud pública, de universalidad de la educación, de la protección y defensa del medio ambiente y del avance económico, cultural y social de los pueblos.

Por todo ello, se ha aprobado dicha candidatura de la también Hija Predilecta de nuestra localidad, porque su persona representa el espíritu y el firme compromiso con el fomento de la salud pública en las poblaciones más vulnerables en lejanos rincones del planeta de difícil acceso, o el hecho de que las escasas infraestructuras en otras áreas dejen de ser una utopía y se conviertan en una realidad, bajo su liderazgo. Al mismo tiempo, por ser un ejemplo de solidaridad, de generosidad, empeño y dedicación a los más necesitados, poniendo sus conocimientos como profesional de la medicina al servicio de las sociedades en vía de desarrollo.

El consistorio informa que hasta el momento se han recibido cartas de apoyo desde fundaciones y federaciones de países como Ecuador, Bolivia, Paraguay, Nicaragua; catedráticos y personas de reconocido prestigio, así como de personalidades del área de la medicina.

Antonia López es médico especialista en enfermedades tropicales como la enfermedad de Hansen y la patología de Jorge Lobo. Lleva casi treinta años trabajando en el ámbito de la prevención de las enfermedades tropicales en la zona de la amazonia brasileña, zona donde estas patologías son endémicas. El trabajo diario en la capacitación de las poblaciones para hacer frente a situaciones endémicas por falta de medios socio-sanitarios da buena muestra del compromiso humano y social que confluyen en su persona.

Al mismo tiempo, la ejemplaridad de su trabajo ha consistido en crear una red de agentes de salud, formando a las propias poblaciones, y actuando de forma directa en la educación, prevención y curación de esas patologías, desde la actuación del barco hospital en la zona del río Purús.

En cuanto a su labor como cooperante hay que destacar la creación y dirección del Programa de cooperación Ipiranga en Brasil, de lo que surgió después la fundación del Comité Ipiranga. También fue autora y directora del programa de cooperación para la salud Hulme en Togo y ha colaborado en varios programas socio-sanitarios. Además, lleva más de 25 años atendiendo en el Barco-Hospital de la Esperanza a una población de 30.000 personas afectadas por diversas enfermedades tropicales que son olvidadas por la comunidad internacional.

Además de la máxima distinción tanto de nuestra localidad, como de la región, se suman además otros reconocimientos como el Premio Cooperação e Solidariade de AFA-Prelazia-Brasil en 2002, el Premio de Cooperación Internacional Derechos Humanos de Extremadura en 2007, el Premio de Cooperación Enclave-92 USINA COSMOPOLIS de Brasil, además del Premio Culturas 2001 otorgado por el Comité Extremeño contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia. También obtuvo la Medalla de Oro del Colegio de Médicos de Badajoz en 2014 y la Medalla del Colegio de Médicos de Forli (Italia).

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más