El pasado viernes quedaba inaugurado, y a disposición de la ciudadanía, el nuevo parking público ‘Santa María’, que está construido en la antigua cerquilla junto a la iglesia grande de nuestra localidad. Su uso será gratuito entre las siete de la mañana y las once de la noche y para los abonos mensuales se ha establecido un precio de 20 euros para los aparcamientos al aire libre, y de 25 euros para los que estén bajo techo.

En dicho acto, al que fue invitada la Asociación Adiscagua, se presentaron estas nuevas instalaciones, con las que según el responsable de obras municipal, Juan Carlos Fernández Serrano, “se da un paso más en la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en la contribución a una economía baja en carbono”.

En esta primera etapa, a la espera de la terminación de las obras de la segunda fase durante los próximos meses en las cuales se ampliarán el número de aparcamientos, se ponen al uso un total de 45 plazas para vehículos, 9 para motocicletas y 2 para personas con movilidad reducida, en una de esas plazas, se podrá cargar un coche eléctrico.

Con este nuevo aparcamiento, que se suma al subterráneo de la Plaza de España, se sigue desarrollando el Plan Director que supone también una medida de apoyo al comercio y a la hostelería local facilitando el acceso a pie a dichos locales y negocios.

Fernández Serrano recordó en su intervención, que hace unos ocho años, el grupo municipal de Izquierda Unida, ya presentó una moción pidiendo un aparcamiento público en dicha ubicación, entonces esa medida decayó y en 2016 se llegó a un acuerdo para promover la construcción de este aparcamiento público.

El aparcamiento cuenta también con un sistema de iluminación, un circuito cerrado de cámaras conectadas con la Policía Local, una instalación contra incendios y muros perimetrales con altura suficiente para garantizar la seguridad de los vecinos.

También intervino, la edil de Bienestar Social, Marina Agraz, menciono que, esta nueva bolsa de aparcamientos tiene un significado especifico, ya que supone un paso más allá en materia de accesibilidad, ya que muchas más personas podrán ir caminando por las calles del centro histórico, pudiendo acceder a los servicios de una forma más rápida y con las que el peatón ganará más presencia frente a los vehículos privados.

Tanto con estos nuevos aparcamientos, como con la remodelación de las calles del centro en plataforma única, se “trata de una apuesta clara del equipo de gobierno actual en materia de accesibilidad que redundarán también en una mejora común para el resto de la la ciudadanía“.

Finalmente, Josebel Gallardo, en representación de Adiscagua, comenzó su intervención agradeciendo al consistorio haber contado con este colectivo para dicha inauguración, y a su vez, también quiso agradecerles la labor que están realizando en la eliminación de las barreras arquitectónicas, aunque les encomendó a seguir trabajando en eliminar las aún existentes no solo en el centro, sino también las del resto del pueblo.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más