En la mañana de este miércoles, ha tenido lugar una rueda de prensa convocada por el Alcalde de Torrefresneda Gaspar Morillo para explicar los detalles por los que la Junta Vecinal de dicha entidad ha decidido iniciar acciones en lo contencioso-administrativo contra el presupuesto aprobado por Guareña para este ejercicio.

“Estos presupuestos no recogen la financiación suficiente para los servicios que está prestando Torrefresneda”, dice Morillo, que además recuerda que tanto en la aprobación inicial de los presupuestos como en el plazo de reclamaciones, se han desestimado las alegaciones presentadas por dicha entidad, según explica en nota de prensa remitida a radio Guareña.

Basan su reclamación a los presupuestos, en que no recogen los ingresos que por el IBI rustico que les corresponde, que a falta de un término de influencia asignado para su cálculo se debía de contemplar el 10% del total de este impuesto en el término de Guareña como se asignó a dicha entidad local menor en un pleno del Ayuntamiento de Guareña del año 1995, hasta que la Junta de Extremadura asigne esta área de influencia como indica el fallo del TSJ de Extremadura, prosigue la nota.

También reclaman que se debe contemplar en un solo capitulo o partida (las cantidades por el IBI urbano, el Impuesto Vehículos Transmisión Mecánica,  y algunas otras, no figuran en el partida correspondiente). Recuerdan además que esta impugnación a los presupuestos,  es la primera que se realiza desde Torrefresneda en los 21 años desde su creación como entidad local.

El alcalde pedáneo dice que si la excusa para no contemplar otras asignaciones es que no se tiene término de influencia reconocido, recuerdan la sentencia del TSJ de Extremadura  donde se insta a la Junta a asignarlo en base a un plano del año 1969 en el que figura una superficie de 5.437 m2 lo que supone más porcentaje del Término Municipal de Guareña y por lo tanto ese sería el porcentaje de los ingresos por el IBI Rustico que les corresponderían.

Además, y en referencia a la negativa en base a la falta de un convenio entre las dos entidades, recuerdan que aún sin ello, Torrefresneda está dando servicios a los ciudadanos que en ningún sitio se han plasmado y que podrían plantearse el seguir prestándolos o no sin financiación.

Desde Torrefresneda además dicen que Guareña, al no aceptar dichas alegaciones al presupuesto y al no existir ese convenio, “se olvida total y absolutamente del mandato de la Ley 17/2010, de mancomunidades y entidades locales menores de Extremadura, en sus apartado 4, 5 y 6, tras la modificación introducida por la Ley 5/2015, de 5 de marzo, y que ya fueron argumentadas en el escrito de alegaciones”.

Además y con respecto a la alegación presentada por esta entidad a los cuentas de Guareña para este ejercicio, sobre el nombramiento del Interventor, se indica por el propio ayuntamiento, en contestación a esta alegación, que con el nombramiento del Interventor Municipal Accidental se han cumplido todos los requisitos legales; ya que fue nombrado por un decreto de la alcaldía en 2013, previo informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas e informe favorable de la Jefa del Servicio de Administración Local, Justicia e Interior del Gobierno de Extremadura, dando traslado del nombramiento a dicha Dirección General el día ocho de marzo de 2013, cumpliendo lo establecido en la normativa vigente; pero de lo que se olvida el Sr. Alcalde del Ayuntamiento de Guareña, y la Secretaria del mismo, es que con fecha 23 de enero de 2013, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ponen en conocimiento del propio Ayuntamiento que el nombramiento del Interventor accidental corresponderá al órgano competente de la Comunidad Autónoma, y no al Alcalde de Guareña; nombramiento de la Comunidad Autónoma del Interventor accidental de Guareña del que no se tiene conocimiento por esta Entidad Local Menor y ni se ha probado su existencia por el Ayuntamiento de Guareña, prosigue la nota.

En la junta vecinal se aprobó por unanimidad realizar acciones de reclamación

La Junta Vecinal de Torrefresneda, aprobaba además el pasado día 8 de julio, una moción conjunta del PSOE y del PP donde se pedía el inicio de acciones de protesta encaminadas a la consecución de las cantidades adeudadas a dicha entidad desde el año 1995 al no haberse realizado liquidación alguna desde entonces.

También se acordó la colocación de una pancarta, con el siguiente texto, “Torrefresneda exige su financiación. Basta de limosnas de Guareña” en la fachada de su ayuntamientoreclamando el pago de esta deuda.

pancarta-ayto-torrefresnedaFinalmente, recuerdan que desde que el PSOE llegó al Gobierno de Torrefresneda ha promovido diversas reuniones con el Ayuntamiento  de Guareña, a fin de realizar estas liquidaciones que según un estudio del anterior equipo de gobierno asciende a unos 400.000 € más intereses. Dicen “que dichas reuniones no han conducido a nada concreto ya que no desde Guareña no se ha reconocido cantidad alguna que año tras año se ha ido escatimando”, recuerda Morillo. La negativa ha sido tal que no reconocen ni siquiera lo que el anterior alcalde, Rafael Carballo reconoció en un pleno poco antes de terminar su legislatura y que cifró en unos 240.000,00€.

Termina la nota de prensa diciendo que independientemente de las cifras concretas, desde Torrefresneda se denuncia el nulo interés del ayuntamiento matriz, por su entidad local Menor, que también son  vecinos de Guareña,  aunque no residan en su casco urbano.

 |  Gracias por visualizar este contenido

ir a la portada de la web para ver más